• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El AI-5 permitió al régimen militar arreciar la violación de los derechos humanos, como la tortura y asesinato de los opositores, y la represión del movimiento popular.

El AI-5 permitió al régimen militar arreciar la violación de los derechos humanos, como la tortura y asesinato de los opositores, y la represión del movimiento popular. | Foto: Archivo del PT

Publicado 13 diciembre 2018

Hace 50 años la represión y persecución política adquirió carácter institucional en la dictadura militar de Brasil con el AI-5. 

Este 13 de diciembre se conmemoran 50 años del Acta Institucional 5 (AI-5), la pieza jurídica que abrió la época más sombría de Brasil: la instauración de la represión, tortura, persecución y asesinatos como arma "legal" de la dictadura militar (1964 - 1988). 

El AI-5 , firmado en 1968 por el general-presidente Arthur da Costa e Silva, abrió la fase más sangrienta de la dictadura al darle carácter institucional a la violación de derechos humanos. Con esta medida fue posible el cierre del Congreso Nacional, la intervención en estados y municipios y la suspensión de derechos políticos de cualquier ciudadano.

"Con el AI5, se estableció un régimen de terror en Brasil mucho peor que a partir de 1964. Un régimen de terror que estableció la tortura como un método sistemático de interrogatorio, de asesinato y de desaparición forzada", explicó Anivaldo Padilha, preso político de la dictadura.

AI-5 y la radicalización de la dictadura

El abogado y activista de los derechos humanos, Renan Quinalha, explicó al medio Brasil de Fato que el AI-5 significó la suspensión de derechos individuales y libertades públicas

La dictadura de Brasil inició en 1964 tras el golpe al gobierno de João Goulart, quien impulsó una política de justa distribución de los servicios y recursos para el pueblo, la nacionalización de la industria petrolera y la reforma agraria que reorganizaría el territorio. 

El AI-5 surgió como un mecanismo para arreciar la persecución política de los opositores a la dictadura y eliminar toda lucha armada y movilización popular.

"El AI-5 fue un intento de endurecimiento justamente porque la dictadura sentía que no estaba logrando mantener el control de la sociedad. No mantener una apariencia de normalidad, de regularidad", indicó Quinalha.

"Con el AI-5, se perdió la posibilidad de cualquier control de los abusos que la dictadura cometía", reiteró el activista de derechos humanos. Especialmente, con la suspensión del hábeas corpus, instrumento jurídico para que el acusado no tuviera derecho a la libertad.

"El AI-5 estableció una posibilidad de prisión sin fundamento jurídico, sin derecho a acceder a abogado oa los familiares", concordó Jair Krischke, quien perteneció al Movimiento de Justicia y Derechos Humanos de Rio Grande do Sul durante la dictadura.

Krischke recordó que tras el AI-5 "tuvimos que sacar a muchas personas del país, porque la persecución comenzó a darse de una forma indiscriminada: si sospechar que alguien hubiera hecho eso o aquello, ya era razón suficiente para la persecución".

El autoritarismo continúa con Bolsonaro

El profesor de análisis y filosofía de la Universidad Federal de ABC (UFABC), Edson Teles, aseguró que el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, es un riesgo para los los derechos humanos del país porque su irrespeto hacia estos.

Bolsonaro, que asume la presidencia el próximo 1 de enero, ha prometido reforzar las políticas neoliberales del mandatario de facto Michel Temer, reducir ministerios, extinguir y privatizar gran parte de las empresas estatales, atacar a los movimientos populares y ha amenazado con perseguir y detener a opositores.

"Bolsonaro dijo claramente que va comenzar a reprimir al Movimiento Sin Tierra y al Movimiento de los Sin Techo (...) Va a empezar a concebir los movimientos sociales como enemigos internos, como peligros terroristas que hay que combatirlos con leyes especiales", advirtió el analista y periodista Breno Altman.

>> ¿Qué le espera a Brasil con el Gobierno de Jair Bolsonaro?


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.