• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Para el expresidente el debilitamiento del modelo neoliberal ha llevado al uso del fraude.

Para el expresidente el debilitamiento del modelo neoliberal ha llevado al uso del fraude. | Foto: teleSUR

Publicado 28 junio 2016

Para Manuel Zelaya la crisis en América Latina trajo como respuesta el socialismo del siglo XXI, pero inmediatamente fue atacado, boicoteado, bloqueado y se crearon conspiraciones en contra de todos estos procesos.

El expresidente de Honduras, Manuel Zelaya, afirmó en una entrevista para teleSUR que algunas de las deudas que tiene la derecha con el pueblo hondureño tras el golpe de Estado de 2009 son impagables, “porque los asesinatos y los crímenes son impagables”. 

“Un golpe de Estado es una tragedia, lástima que la crueldad de las derechas latinoamericanas sea tan dura para nuestros pueblos que demandan y reclaman  (...) mire lo que pasa en Venezuela, lo que pasa en Brasil y en muchos otros lugares. Empezaron en Honduras, tal vez escogieron donde estábamos menos prevenidos en la acción de fuerza que significa un Golpe de Estado continuado”, agregó el mandatario en el programa Es Noticia transmitido por el canal multiestatal.

Para Zelaya la crisis en América Latina trajo como respuesta el socialismo del siglo XXI, pero inmediatamente fue atacado, boicoteado, bloqueado y se crearon conspiraciones en contra de todos los procesos de reforma. “Latinoamérica entra con Chávez en dos décadas de profundas reformas en el sistema y lógicamente tienen que detenerlas”, en referencia a los ataques de la derecha.

El exmandatario explicó que Honduras al ser el corredor del narcotráfico “permea a los pequeños Estados centroamericanos y eso corrompe y destruye, mata y crea escenarios de violencia del crimen cada vez peor, crea las maras que es un eslabón del narcotráfico y las pandillas que son otro eslabón y genera violencia”.

“Estos son nuevos componentes en la crisis histórica de pobreza y exclusión que genera un sistema capitalista que solo piensa en sí mismos y esa es la crueldad de las derechas solo piensan en sus ganancias mientras los pueblos están reclamando derechos”, aseveró.

Las conspiraciones de la CIA

Manuel Zelaya calificó como ilógico negar las conspiraciones de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su sigla en inglés) en Latinoamérica. “Todos estos golpes de Estado blandos o militares como el que me dieron a mí, que ante el desorden que se genera, entra la potencia ya sea Estados Unidos o Europa a tomar posesión de nuestros países”.

De esta manera los extranjeros vienen “con sus capitales, con sus ejércitos con su boicot, con sus bloqueos, con sus conspiraciones a desestabilizar los programas de buena fe que generan nuestros pueblos como es el proceso socialista de América Latina”, enfatizó.

Paz en Colombia

El exmandatario hondureño saludó el acuerdo del cese al fuego bilateral entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC-EP), “ojalá perdure esa buena voluntad e iniciativa”. 
 
Operación Cóndor y golpe de Estado 

Zelaya recordó que tras unirse a la solidaridad de los pueblos de América Latina, que es PetroCaribe, y por ser amigo de Hugo Chávez, “25 días después me estaban sacando a mí a balazos en ropa de dormir como cualquiera, como si fuera una persona que le hubiera hecho el mayor daño al mundo me sacaban a balazos de mi casa”.

“El golpe de Estado en Honduras, el intento de golpe de Estado contra Rafael Correa en Ecuador, el derrumbamiento del sistema en varios países como lo estamos viendo en diferentes lugares, el derrocamiento de Fernando Lugo en Paraguay, la nueva edición de las derechas ganando elecciones con trampas, con bloqueos, con conspiraciones, con bloqueos económicos para empobrecer a un pueblo, echándole culpas injustas a los que estamos tratando de hacer algo por ellos, todo eso es un plan”, enfatizó.

Para el expresidente el debilitamiento del modelo neoliberal ha llevado al uso del fraude y procedimientos electorales “que en apariencia tienen una legalidad pero es la respuesta de los pueblos ante el boicot que tienen las transnacionales en nuestros países (...) Hay un debilitamiento de las derechas y por lo tanto resurgen con fuerza, son los estertores del poder, cuando el monstruo se siente herido patea más fuerte”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.