• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro encabezará la entrega de la casa un millón.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro encabezará la entrega de la casa un millón. | Foto: AVN

Publicado 30 diciembre 2015

Los Gobiernos progresistas en Latinoamérica se han enfocado en incluir la solución habitacional en sus programas sociales. 

El Gobierno de Venezuela entrega este miércoles la vivienda número un millón, meta que propuso concretar el presidente de ese país, Nicolás Maduro a finales de 2013.

La construcción de hogares y facilitar el acceso a todos los venezolanos, en especial a los de bajos recursos se formaliza con el lanzamiento de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) en abril de 2011, programa social que impulsa el entonces mandantario venezolano, Hugo Chávez quien aseguró que “el drama de la vivienda no tiene solución en el capitalismo” al tiempo que pidió a todos los ciudadanos de ese país sumarse al desafio de erigir en socialismo dos millones de casas en siete años.

En 16 años y con el trabajo de la GMVV, el Gobierno bolivariano superó la marca lograda en los 54 años de mandatos de derecha.

Lea también: Venezuela, referencia del urbanismo en el mundo

De acuerdo al Ministerio de Hábitat y Vivienda (Minhvi) venezolano, en socialismo se ha alcanzado la construcción de un millón 593 mil 192 viviendas, lo que significa un promedio de 273 casas por día mientras que los mandatos que antecedieron a Hugo Chávez en 54 años, construyeron apenas 74 para totalizar un millón 467 mil 154 viviendas en ese periodo de tiempo.

A pesar de que las cifras se puedan asemejar, el ideal de Chávez fue entregar viviendas de calidad en todo el territorio nacional, caso contrario por ejemplo de la gestión de Jaime Lusinchi (Acción Democrática), quien durante su presidencia adjudicó viviendas sin servicios básicos y en terrenos inestables.

Solamente el líder de la Revolución Bolivariana, alcanzó a entregar 593 mil 198, es decir el 37,23 por ciento del total a entregar este 30 de diciembre.

Según el ministro del Minhvi, Manuel Quevedo para alcanzar la meta 406 mil millones de bolívares además, aseguró que para 2016 se tiene previsto la construcción de 508 mil viviendas aproximadamente en Venezuela.

La historia es bastante similar entre otros Estados progresistas de Latinoamérica, siendo Brasil el país que lleva la batuta en dicha materia.

Bajo el nombre “Minha Casa, Minha Vida”, el expresidente brasileño, Luis Inácio “Lula” Da Silva dio paso a un sistema que garantiza el acceso de tener casa propia a los sectores más desfavorecidos de ese país.

Dilma Rousseff actual jefa de Estado en Brasil, continuó con la misma política social, que ha permitido la conclusión de 2,4 millones de viviendas hasta la fecha, lo que ha permitido beneficiar a 9,6 millones de personas en todo el país.

Lea también: Gobierno venezolano entrega hoy la vivienda 1 millón

Actualmente, Minha Casa, Minha Vida se encuentra en su tercera etapa, la cual se ha propuesto a partir del segundo semestre del año que culmina, la construcción de tres millones de hogares para 2018, con las cuales se estarían beneficiando 27 millones de personas que gozarán de espacios aptos y los servicios que permitan dignificar la vida del brasileño de escasos recursos.

Argentina es otro ejemplo en otorgar soluciones habitacionales, de la mano de los gobiernos kirchneristas con Néstor y Cristina.

Hasta el 30 de septiembre de este año, la ahora exmandataria, Cristina Fernández, concretó 914 mil 415 viviendas, con las cuales se beneficiaron a 4 millones 114 mil 868 de argentinos; dejó en ejecución 289 mil 323 que complementarán el beneficio de un millón 301 mil 954 personas, asegura la Secretaría de Vivienda y Hábitat de esa nación.

Lea también: Argentina antes de la "década ganada"

Fernández dejó a punto de iniciar más de 15 mil soluciones habitacionales lo que significaría un beneficio de más de cinco millones de ciudadanos en los próximos años, si el actual presidente de derecha, Mauricio Macri le da continuidad a los más de 13 programas que se crearon por el kirchnerismo para ese objetivo.

Entre Cristina y Néstor Kirchner superaron a Gobiernos como los de Fernando de la Rúa (64.986 vivendas); Carlos Menem (397.269 viviendas); Raúl Alfonsín (163.476 viviendas) y, Eduardo Duhalde ( 19.829).

Entretanto, el jefe de Estado boliviano, Evo Morales, incrementó de mil 600 hogares construidos entre 2000 a 2006, a 2.978 desde 2006, año en que inició su mandato, hasta 2009.

El objetivo del primer presidente indígena en Bolivia es dignificar a los sectores excluidos, no solo otorgándoles un sitio donde habitar, sino brindar los servicios y comodidades básicas a través del Programa de Vivienda Social y Solidaria, tanto en centros urbanos como rurales.

Según el director de la Agencia Nacional de Vivienda (ANV), Alfonso Parrado, en la actualidad Bolivia cuenta con fondos que superan los 318 millones de dólares, que se utilizarán para la construcción de 25 mil viviendas a partir del próximo año.

Lea también: Gobierno de Evo Morales y sus logros

Por su parte, Rafael Correa encabeza la lista de presidentes en Ecuador, con mayor inversión que sus antecesores en materia habitacional en su país.

En sus primeros tres años de Gobierno, Correa alcanzó a invertir 460 millones de dólares en el tema de la vivienda en comparación a otros mandatarios como Jamil Mahuad-Gustavo Noboa que solo invirtió 22 millones de dólares. 

Lucio Gutiérrez dispuso de 24 millones para el tema de vivienda y el caso de Alfredo Palacio 22 millones de dólares, no superando el promedio de 30 millones.

Correa anunció este año, el Plan de Vivienda Social, a fin de otorgar subsidios, con apoyo del sector privado de Ecuador a fin de estimular la inversión y la dinámica económica del país suramericano. 

Casos como el de Colombia, con la presidencia de Juan Manuel Santos están muy por debajo del récord alcanzado por Argentina o Venezuela, con una demografía semejante.

Santos en Colombia implementó un magro y pobre programa de vivienda que no alcanza a paliar el grave déficit en dicha materia en ese país. Su meta es la construcción de apenas 100 mil viviendas en un país en el que millones de personas viven en condiciones de miseria.

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.