• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El mandatario venezolano aspira a que el Decreto de Emergencia Económica sea discutido y aprobado pronto por el Parlamento.

El mandatario venezolano aspira a que el Decreto de Emergencia Económica sea discutido y aprobado pronto por el Parlamento. | Foto: www.vtv.gob.ve

Publicado 18 enero 2016

La nación suramericana asume grandes desafíos en materia económica, en función de dejar atrás las políticas soportadas por el ingreso de las reservas de crudo. 

Recientemente, el presidente venezolano Nicolás Maduro, presentó ante el Parlamento de su país su mensaje anual, además de un Decreto de Emergencia Económica, que plantea grandes retos, entre ellos, poner fin a la dependencia rentista petrolera, a través de un nuevo sistema productivo.

Tras casi dos años de fuertes ataques contra los precios del crudo a nivel internacional, el Gobierno de la nación suramericana ha venido adoptando medidas en función de no sólo sostener y fortalecer las políticas sociales, sino de mitigar los efectos negativos que produce la inestabilidad del llamado “oro negro”.

Históricamente, las grandes empresas y productoras de los principales rubros de esta nación, fueron levantadas bajo parámetros que obligaron a utilizar los ingresos que generaban las reservas, para importar, apoyar marcas importantes, en lugar de aumentar la productividad interna.

 

Lea también: Venezuela instalará el Consejo Nacional de Economía Productiva

 

 

En dato:
La estatal petrolera venezolana operó desde sus inicios bajo un esquema que iba en detrimento de la soberanía del país, con diversas estrategias como la Internacionalización o adquisición de capacidades refineras en el exterior, desplegada a principios de los años 80.
Posteriormente, pondría en práctica otras políticas concebidas por la denominada Apertura Petrolera, con la que se abrió puerta franca al capital transnacional, en correspondencia con la globalización neoliberal.

 

Ese modelo económico, impulsado además por grupos en disputa de intereses, dejó secuelas que hoy se reflejan, pese a la recuperación de la estatal petrolera PDVSA, por la Revolución Bolivariana y al posicionamiento en su momento, de precios altamente respetados en el mercado mundial.

Para el politógo venezolano, Miguel Jaimes, en la actualidad es una necesidad imperante, desconstruir ese agotado y nefasto esquema, para dar pie a una edificación sólida de las finanzas en la nación, que permita recuperar o rescatar el desarrollo de los últimos años.

“Nosotros llegamos a niveles exagerados de importación, que sólo favorecieron a las grandes industrias privadas y eso debe acabarse en el país. Ellos (derecha) inocularon un modelo controlador y con el que estamos luchado todavía, luego de varias décadas”, agregó.

 

Lea también: En Venezuela el autoabastecimiento sopesaría caída del crudo

 

Venezuela se planteó desde el año 2014, desligarse de la dependencia petrolera para profundizar otros sectores productivos, particularmente el de la alimentación, en muchas tierras recuperadas y otorgadas al movimiento campesino del país.

De igual forma, estima que para 2018, se incremente la producción a seis millones de barriles de petróleo, gracias a una inversión de 234 millones de dólares para potenciar la actividad que ahora debe ceder el paso a la actividad productiva social.

Ya son más de 10 décadas que, a pesar de los esfuerzos en más de 17 años del Proceso Bolivariano, la economía venezolana no ha podido lograr su independencia y en ese sentido, el Gobierno nacional apuesta a la conciencia social para lograr ese objetivo.

 

A juicio de Jaimes, todas las empresas norteamericanas que estuvieron hasta los años 90 manejándose a su antojo dentro del seno de PDVSA, en la actualidad le están cobrando a Venezuela, todos esos ingresos que dejaron de percibir hasta el momento en que asumió el poder el comandante Hugo Chávez.

 

“Es difícil borrar esos antecedentes e iniciar un nuevo modelo, porque el Gobierno se enfrenta a las consecuencias de la deuda externa, el paquete del Fondo Monetario Internacional (FMI), y los intereses hegemónicos que aún siguen merodeando en la nación”, aseguró.

El experto en temas petroleros cree que ante este escenario de geopolítica, el Ejecutivo Nacional debe seguir sincerando la realidad, que no es otra que, el no tener las suficientes divisas, por lo que -a su juicio- será complejo apostar a las importaciones para abastecer al país.

“No se trata de decir que en pocos días la nación será autosuficiente, pero si se pude rescatar algunos rubros que el pasado fueron referencia, incluso, fuera de las fronteras”, precisó.

 

Lea también: Ministros recorren Venezuela para explicar Decreto de Emergencia Económica

 

 

Sostenibilidad y fortalecimiento de las grandes misiones:

El analista venezolano afirma que las políticas sociales dirigidas al soberano cuentan con partidas provenientes del ingreso fiscal y tributario que abarca casi el 70 por ciento del presupuesto nacional, ya aprobado, afortunadamente para este 2016.

Por otro lado, las grandes alianzas con países que aún se mantienen convenios, como China, Rusia, del Oriente Medio, permiten también seguir impulsado el desarrollo de éstas y no dejarlas sólo en el recuerdo.

“La economía venezolana no está quebrada, hay que sincerizarla, hemos vivido varios meses con el desplome del barril del petróleo y el Estado no ha pedido mayores sacrificios, sino el de la unidad y la lucha por defender lo logrado”, recordó.

Jaimes considera que el ataque a la especulación debe ser fundamental, pues, muchos productos subsidiados por el Gobierno, son ofertados a precios exorbitantes y sin ningún tipo de control. “Son adquiridos con dólar preferencial y los venden apoyados en el paralelo”, explicó.

 

Lea también: El poder popular debe ser productivo afirma vpdte. venezolano

 

Por último, llamó al Poder Popular a respetar y defender la Constitución Bolivariana aprobada en 1999, ante los planes que quiere imponer la extrema derecha que ahora domina la nueva Asamblea Nacional (AN). “En Venezuela, el Parlamento no puede dominar el futuro de un país, como sí ocurre en otras naciones”.

La situación que atraviesa Venezuela, no es ajena a la realidad global, pues este lunes, el presidente de Francia, François Hollande, anunció un plan de emergencia nacional contra el desempleo, que incluye la formación, el aprendizaje y las subvenciones para las pequeñas y medianas empresas.

Para la puesta en marcha del referido plan se invertirán más de dos mil 200 millones de dólares para redefinir el modelo económico, lo que denota la necesidad de emerger del sistema capitalista y financiero dominante. 

 

Lea también: Seis claves del Mensaje anual de Maduro al pueblo de Venezuela

 

 

 

En contexto:
El pasado viernes 15 de enero, el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, presentó ante la AN el Decreto de Emergencia Económica que permitirá establecer medidas especiales para la construcción de políticas estratégicas, que ayuden a reformular el sistema productivo y financiero del país.
La resolución ya había sido anunciada por el vicepresidente del Área Económica de Venezuela, Luis Salas, quien destacó que todo lo estipulado en el decreto 2.184, publicado en Gaceta Oficial 40.828 de fecha 14 de enero de 2016, está orientado a proteger y garantizar los derechos del buen vivir de los venezolanos.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.