• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El 80 por ciento de los países de Latinoamércia posee leyes que protegen los derechos para las parejas homoparentales.

El 80 por ciento de los países de Latinoamércia posee leyes que protegen los derechos para las parejas homoparentales. | Foto: Panorama

Publicado 6 mayo 2016





El proyecto de ley se fundamenta en el Plan de la Patria 2013-2019 promovido por el Gobierno Bolivariano en su objetivo 2.2, que refiere "consolidar la equidad de género con valores socialistas".

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia en Venezuela aprobó la revisión del artículo 44 del Código Civil (1982), el cual establece que el matrimonio no puede ser igualitario, sino entre un hombre y una mujer. 

La decisión fue anunciada un año y tres meses después que la Asociación Civil Venezuela Igualitaria remitiera a la máxima instancia de justicia un documento de nulidad del artículo 44, por considerar que infringe de manera flagrante y directa el derecho al libre desenvolvimiento de la personalidad, a la igualdad ante la Ley, y el derecho a la no discriminación por orientación sexual previsto en los artículos 20 y 21 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

>> El matrimonio igualitario gana espacio en América Latina

Ante esta reciente posición del TSJ, grupos que defienden el matrimonio igualitario se pronunciaron de manera favorable a la decisión que vendría a beneficiar entre 6 y 12 mil personas (y sus parejas) en Venezuela. 

Koddy Campos, portavoz del Movimiento Ejército Emancipador, (agrupación que lucha por los derechos humanos de la comunidad sexo diversa), aseguró que "podrían ser muchas más".

El TSJ aclaró que si bien la Constitución no niega el derecho a la unión de homosexuales, es la Asamblea Nacional (AN) a quien le compete el reconocimiento y desarrollo de los derechos patrimoniales y sociales.

Campos admitió que América Latina ha avanzado en el tema y Venezuela no puede quedarse atrás, "debe estar adaptada a los nuevos tiempos".

"El 80 por ciento de los países de Latinoamérica tiene derechos para las parejas homoparentales y aún en Venezuela no. Por eso, esperamos la decisión del TSJ, y que sea afirmativa para nosotras y nosotros", agregó.

>> Los derechos homosexuales en América Latina

Mencionó que de anularse el artículo 44, los heterosexuales no pierden derechos, al contrario, "se estaría construyendo una patria más justa donde todos seamos iguales". 

El dato: Actualmente, en Caracas (capital) funciona la primera Coordinación a la Sexo Diversidad, creada por la jefe del Gobierno de Distrito Capital, Daniel Aponte, donde se atiende a la comunidad a través de políticas públicas integrales.

Por su parte, el presidente de la ACVI, Giovanni Piermattei, declaró en entrevista concedida al programa Tres y Dos, que transmite Venezolana de Televisión, que celebran la admisión del TSJ. 

Piermattei explicó que la necesidad de que se estudie la constitucionalidad o no del Código Civil radica en que "su última modificación data del año 1982, eso quiere decir que si nuestra Constitución es del año 1999, el Código Civil no está dentro de lo que se conoce como principios constitucionales".

Asimismo, expresó que esperan que el TSJ anuncie dos posibilidades: 

1.- "Sentencie que es inconstitucional el artículo 44 del Código Civil, reconozca que nuestras familias son tan familias como otras".

2.-  "Decida que las familias sexodiversas tienen que ser amparadas por la misma institución que ampara a las otras familias e inste a la Asamblea Nacional la aprobación de nulidad". 

De aprobarse el matrimonio igualitario, el Poder Legislativo garantizaría a la comunidad LGBT las protecciones básicas que tienen las parejas heterosexuales como custodia infantil, derechos de herencia y propiedad, entre otros.

>> Colombia aprueba el matrimonio igualitario

A propósito de cómo puede afectar la decisión de nulidad del artículo 44, la Defensora Distrital del Movimiento Sexo Género Diverso de Venezuela (Msgdv) aseguró que según los datos de la ONU, estudios de todo el mundo han demostrado que "los niños han acogido muy bien el tema, con mucha seriedad y lo ven tan normal como cualquier matrimonio heterosexual, por eso vemos que no hay ninguna afectación psicológica".

Para la abogada "ciudadanos (as) del país están preparados para el matrimonio igualitario debido a que "es un derecho" por el que "hemos venido luchando" para estar a la par que otros países del mundo. 

Una lucha con historia 

En 2008, el TSJ dictó la sentencia 190 en la que ratificó que la Constitución Nacional no discrimina por orientación sexual y que por tanto "el Estado venezolano no vulnera los derechos de las parejas del mismo sexo a resguardarse bajo una figura jurídica como el matrimonio, por lo que no se prohíbe ni se condenan este tipo de uniones".

Desde el 2013, la comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgéneros (LGBT) recogieron al menos 21 firmas durante seis meses, las cuales fueron entregadas a la Asamblea Nacional para introducir el proyecto fundamentado en el Plan de la Patria 2013-2019  que refiere "consolidar la equidad de género con valores socialistas", sin embargo no recibieron respuesta. 

Este año, el TSJ dictará su posición ante la solicitud.

En contexto

En Venezuela se ha avanzado en diversos aspectos en beneficio de la comunidad LGBT, la mayoría de ellas aprobadas durante el proceso impulsado por el líder la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez.

- Inclusión de la no discriminación por orientación sexual e identidad de género en la Ley Orgánica del Poder Popular (artículo 4, en 2010).

- La Ley Orgánica contra la Discriminación Racial (artículo 50).


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.