• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los jefes de Estado del Mercador Común del Sur (Mercosur) realizarán una reunión ilegal el 20 y 21 de julio. 

Los jefes de Estado del Mercador Común del Sur (Mercosur) realizarán una reunión ilegal el 20 y 21 de julio.  | Foto: AVN

Publicado 19 julio 2017

El Ministerio de Relaciones Exteriores expresó su alarma ante el "uso temerario de integración al servicio de una política de hostigamiento al Gobierno y al pueblo venezolano".

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela publicó este miércoles un comunicado para expresar una "categórica protesta por la ilegal celebración de la Cumbre de Jefes de Estados del Mercado Común del Sur (Mercosur) los días 20 y 21 de julio de 2017.

El país suramericano rechazó las "referidas reuniones ilegales por violar abiertamente la normativa del Mercosur y las normas básicas del derecho internacional en momentos en los que Uruguay, Argentina, Paraguay y Brasil fueron demandados por Venezuela con base en el Protocolo de Olivos para la Solución de Controversias en el Mercosur". 

"Las reuniones quebrantan el principio de buena fe que debe regir entre las partes de la controversia, afectan el desarrollo del proceso arbitral en curso y carecen de validez por atentar contra la regla del consenso estipulada por los Tratados fundacionales del Mercosur", se lee en el comunicado del Ministerio venezolano.

El comunicado expresa la alarma de Venezuela ante el "uso temerario de integración al servicio de una política de hostigamiento al Gobierno y al pueblo de Venezuela con la convocatoria a un conjunto de reuniones que tienen intención de aprobar decisiones sobre el Mercosur para generar una sensación de normalidad" que no es verdadera e intenta "disimular el estancamiento en que se encuentran los principales acuerdos comerciales de interés para el bloque". 

La Cumbre Social del Mercosur fue "una conquista popular celebrada desde el año 2006, una victoria alcanzada gracias al progresismo de expresidentes como Chávez, Kirchner o Lula. La suspensión de esta actividad es clara muestra del temor de estos gobiernos a los propósitos y anhelos de las organizaciones y movimientos sociales de la región".

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.