• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Venezuela brindó su apoyo y solidaridad a los habitantes de las zonas más vulnerables de Colombia "sometidos al terror y a la violencia política".

Venezuela brindó su apoyo y solidaridad a los habitantes de las zonas más vulnerables de Colombia "sometidos al terror y a la violencia política". | Foto: AVN

Publicado 19 octubre 2017

El Ejecutivo venezolano "urge a las autoridades de ese país a realizar esfuerzos verdaderos por garantizar el derecho a la disidencia, así como identificar y juzgar a los responsables de estos crímenes atroces".

El Gobierno de Venezuela rechazó este jueves el asesinato del líder comunitario José Jair Cortés, miembro del Consejo Comunitario del Alto Mira y Frontera en Tumaco, en el departamento de Nariño (Colombia).

Mediante un comunicado, el Ejecutivo venezolano expresó que no acepta "como un hecho normal y cotidiano esta lamentable situación contra líderes campesinos en la hermana República de Colombia".

De igual manera, el Gobierno venezolano "urge a las autoridades de ese país a realizar esfuerzos verdaderos por garantizar el derecho a la disidencia, así como identificar y juzgar a los responsables de estos crímenes atroces".

Asimismo, el comunicado resalta que el asesinato ocurrió luego de que José Jair Cortés "denunciara persecuciones, agavillamiento y crímenes atroces contra el pueblo campesino que vive en la zona rural de Tumaco y Llórente, por cuenta de grupos paramilitares así como el presunto uso desproporcionado de la fuerza por parte de agentes de seguridad del Estado". 

El Gobierno venezolano expresó su apoyo y solidaridad con Colombia y con las zonas más vulnerables "sometidos al terror y a la violencia política".

José Jair Cortés, asesinato este martes, era un líder comunitario en el municipio Tumaco, lugar donde el pasado 5 de octubre ocurrió una masacre cuando efectivos del Ejército colombiano intentaron una erradicación forzada de los cultivos de coca y provocaron la muerte de siete personas y decenas de heridos.

Formó parte de la organización que denunció la emergencia humanitaria en zonas rurales por la violencia de grupos armados y de la fuerza pública ante la erradicación forzada.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.