• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Un 30 por ciento de los alimentos de la cesta básica de Venezuela son llevados a Colombia de forma ilegal.

Un 30 por ciento de los alimentos de la cesta básica de Venezuela son llevados a Colombia de forma ilegal. | Foto: AVN (archivo)

Publicado 29 agosto 2015

Unos 100 fiscales desplegados en la zona limítrofe de la Región Andina inspeccionaron más de 250 locales para evitar el contrabando.

Autoridades venezolanas incautaron 70 toneladas de alimentos que estaban destinados al contrabando en el estado Táchira, (suroeste), ubicado en la frontera de Venezuela con Colombia, donde el abastecimiento de productos aumentó, tras el despliegue de 100 fiscales de la Superintendencia para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), como parte del operativo de seguridad decretado por el presidente Nicolás Maduro para combatir las actividades ilícitas en la zona limítrofe. 

Así lo informó este viernes el Director General de Administración y Finanzas, Raúl Carreño, desde el puente fronterizo Simón Bolívar, quien explicó que desde el inicio de la Operación Liberación del Pueblo (OLP) en los seis municipios fronterizos tachirenses, se han realizado más de 250 inspecciones, que han permitido disminuir las colas en los comercios y en las estaciones de suministro de gasolina, así como acabar con el acaparamiento y la especulación. 

Precisó que los alimentos incautados fueron redistribuidos en el sector y anunció que profundizarán en los próximos días las inspecciones de los grandes centros de distribución para garantizar que los productos lleguen a los venezolanos a precios justos.

Lea nuestro especial→ Venezuela y Colombia: Historias de la frontera

Continúa la lucha contra las mafias y el paramilitarismo

Por otra parte, en relación a la seguridad en el estado Táchira, el jefe de la Región Estratégica de Desarrollo Integral (Redi) de los Andes, el Mayor General Efraín Velasco Lugo, resaltó que el operativo pretende reflejar al mundo y a toda Suramérica la realidad en la zona fronteriza, donde se han detectado diversos delitos, entre ellos el paramilitarismo exportado del vecino país, Colombia. 

Aseguró que estos grupos beligerantes están tratando de imponer una agenda de terror en la frontera común. Detalló que el sector conocido como La Invasión estaba controlado totalmente por paramilitares, que extorsionaban a las familias y controlaban el contrabando de todo tipo de productos.

El dato→ Desde el inicio de este años 2015, unos 18 paramilitares han sido capturados en el sector La Invasión del estado Táchira en diferentes operativos de seguridad, según el jefe de la Redi Andes.

Velasco Lugo también afirmó que las deportaciones de los ciudadanos colombianos se da al constatar que no poseen ningún tipo de documentación y que muchos de ellos estaban participando en el contrabando de extracción. Resaltó que es preciso un trabajo binacional que permita atacar estos delitos y agregó que la falta de seguridad por parte de Colombia en la frontera ha sido una constante.

Sepa más→ Venezuela: Delitos han disminuido con el estado de excepción

En contexto

Desde este sábado entró en vigor la segunda zona especial fronteriza decretada por el presidente venezolano Nicolás Maduro en otros cuatro municipios del estado Táchira, zona limítrofe con Colombia.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela declaró este viernes constitucional el decreto presidencial que establece el estado de excepción en los municipios Bolívar, Pedro Marúa Ureña, Junín, Capacho Nuevo, Capacho Viejo y Rafael Urdaneta del estado Táchira (suroeste), ubicado en la frontera con Colombia.

Lea también→ Maduro pide comisión suramericana de la verdad para la frontera

La medida fue asumida el pasado 21 de agosto, tras determinarse la responsabilidad de grupos paramilitares en un ataque contra funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). 

El presidente Maduro aseguró que en su país existen “células del paramilitarismo colombiano” que se dedicaban al ataque, la extorsión y el amedrentamiento de los ciudadanos, por ello decretó la suspensión de algunas garantías constitucionales y el cierre de la frontera con Colombia, apegado a la normativa de la Carta Magna. 

Se activó una operación con funcionarios de las fuerzas de seguridad venezolana que logró desarticular numerosas viviendas utilizadas por mafias. También fueron detenidos más de 10 paramilitares, se incautaron materiales ilícitos y municiones de guerra. Asimismo, más de mil personas indocumentadas fueron enviadas al Consulado General de Colombia, con el debido respeto a su integridad familiar y trato enmarcado en los derechos humanos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.