• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La cancillería venezolana calificó de inaceptable el espionaje realizado desde la embajada de EE.UU. en la capital Caracas.

La cancillería venezolana calificó de inaceptable el espionaje realizado desde la embajada de EE.UU. en la capital Caracas. | Foto: AVN

Publicado 19 noviembre 2015





La cancillería demandó a EE.UU. una explicación “oportuna y legalmente satisfactoria” sobre el espionaje a la estatal petrolera PDVSA.

El Gobierno de Venezuela exigió este jueves a Estados Unidos (EE.UU.) revelar la identidad de los agentes involucrados en el caso de espionaje a Petróleos de Venezuela (PDVSA) “independientemente de su condición de funcionarios diplomáticos o de otra índole”.

“Venezuela requiere le sea comunicada la identidad de los agentes involucrados en este hecho inaudito e inaceptable, independientemente de su condición de funcionarios diplomáticos o de otra índole, que por medio del abuso de la acreditación, presencia, o facilidades otorgadas por Venezuela, hubieren cometido o cooperado con estas actividades delictivas”, señala el texto de la cancillería de la nación suramericana.

En claves→ Cómo EE.UU. espió a PDVSA

En el texto, el Gobierno venezolano también exige a EE.UU. un pronunciamiento expreso e inmediato que explique de forma oportuna y legalmente satisfactoria “esta gravísima agresión que viola la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, las normas generales de Derecho Internacional, así como de las leyes de la República Bolivariana de Venezuela”.

 

Lea a continuación el comunicado íntegro

La República Bolivariana de Venezuela protesta enérgicamente las actividades de espionaje realizadas por la Embajada de los Estados Unidos de Norteamérica en Venezuela contra nuestra empresa estatal petrolera PDVSA.

Constituye un hecho notorio, comunicacional e inaceptable que desde la Embajada de Estados Unidos de Norteamérica en Venezuela se venía realizando espionaje masivo de información de las actividades, trasmisiones y comunicaciones de los funcionarios de nuestra principal industria, con la consecuencia evidente de graves daños a la economía, integridad y seguridad de Venezuela, sin desdeñar el grave atentado al respeto de las garantías democráticas y constitucionales de nuestros ciudadanos que debe imperar en el orden internacional.

La República Bolivariana de Venezuela exige un pronunciamiento expreso e inmediato que explique de forma oportuna y legalmente satisfactoria esta gravísima agresión que viola la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas (1961), las normas generales de Derecho Internacional, así como de las leyes de la República Bolivariana de Venezuela.

Venezuela requiere le sea comunicada la identidad de los agentes involucrados en este hecho inaudito e inaceptable, independientemente de su condición de funcionarios diplomáticos o de otra índole, que por medio del abuso de la acreditación, presencia, o facilidades otorgadas por Venezuela, hubieren cometido o cooperado con estas actividades delictivas.

La República Bolivariana de Venezuela espera las explicaciones, responsabilidades y correctivos que correspondan al Gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica ante estas graves violaciones al Derecho Internacional.

EN CONTEXTO

Este miércoles teleSUR y The Intercept publicaron documentos ultrasecretos de la NSA que demuestran las actividades de vigilancia a la estatal petrolera de Venezuela.

En el documento proporcionado por el excontratista de la NSA, Edward Snowden, se revela el espionaje a 10 mil funcionarios de PDVSA.

A través de este material ultra secreto, se conoció que en conjunto con la embajada estadounidense en Caracas, la NSA hackeó las comunicaciones internas, correos electrónicos, perfiles de empleados y otros datos de la petrolera.  Incluso penetraron la información de miembros de la alta gerencia, entre ellos Rafael Ramírez quien fue presidente de la empresa hasta 2014.

Tras conocerse la noticia, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ordenó a la Cancillería la revisión de las relaciones con Washington y exigió respeto para su país.

También este jueves, por orden de Maduro, el viceministro venezolano para América del Norte y Europa, Alejandro Fleming, entregó una carta de protesta al encargado de Negocios de Estados Unidos (EE.UU.) en Caracas, Lee Mclenny, por el espionaje a PDVSA.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.