• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Estamos en Chile, yo quiero ser presidente de Chile", afirmó el candidato y senador Alejandro Navarro.

"Estamos en Chile, yo quiero ser presidente de Chile", afirmó el candidato y senador Alejandro Navarro. | Foto: EFE

Publicado 29 septiembre 2017

Durante las dos horas, el debate de los candidatos presidenciales en Chile dejó de lado temas de interés nacional para dar espacio a los asuntos internos de Venezuela. 

Los espacios para que la derecha internacional insista en su agenda de desprestigio hacia el Gobierno de Venezuela se diversifican y este jueves el debate presidencial en Chile dio un giro en más de tres oportunidades, dejando de lado los temas internos, para desviarse a los asuntos de la nación dirigida por el presidente Nicolás Maduro. 

A escasos 20 minutos de iniciarse la contienda entre los ocho aspirantes a la Presidencia de Chile surgió la discusión sobre Venezuela, a propósito de la exigencia de una Asamblea Constituyente en Chile. 

El primero en ser interpelado sobre la situación venezolana fue el candidado Eduardo Artés Brichetti, del partido Unión Patriótica. 

"¿Cuál es su modelo favorito de democracia... Venezuela, Cuba, Corea del Norte?", fue la pregunta del periodista hacia el izquierdista. Transcurridos unos 10 minutos más, la agenda chilena es cambiada nuevamente por la discusión sobre Venezuela, esta vez, fue interpelado el candidato de la Nueva Mayoría, Alejandro Guillier. 

Como atado el tema de una nueva Constitución en Chile estaba el tema del país dirigido por el presidente Maduro. En el minuto 54 de la transmisión, es entonces ahora el candidado Alejandro Navarro, del partido País, quien argumenta: "Cuando planté por primera vez la Asamblea Constituyente para Chile me dijeron que eso era una cosa chavista", en clara referencia al proceso iniciado este año en Venezuela y para la cual se realizó una elección en la que participaron más de 8 millones de ciudadanos. 

Así culmina el primer bloque del debate de los candidatos en Chile e inmediatamente iniciado el segundo aparece de nuevo la discusión sobre los asuntos internos venezolanos, esta vez, con una serie de referencias del periodista con las que pide una autocrítica al candidato Navarro sobre su apoyo a la gestión de Maduro.

"Yo quiero ser presidente de Chile, estamos en Chile, que los venezolanos resuelvan sus propios problemas", aseveró Navarro, quien consideró necesario ubicar en espacio y contextualizar a los periodistas que los interpelaban. 

También en las elecciones de España se registró un fenómeno similar. 

“La utilización que se está haciendo en nuestro país de la situación de un país hermano es bastante lamentable, denota muy poquita altura de miras y es contrario a lo que debería hacer un Gobierno de España con visión internacional y con visión geoestratégica”, afirmó el secretario de Organización del partido Podemos, Pablo Echenique, en julio pasado. 

>> Denuncian uso político en España de situación en Venezuela

La tendencia de la derecha de atacar al Gobierno de Venezuela para sus políticos fue denunciada también en 2015 por la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad. 

"Atacar de manera traicionera a la revolución bolivariana y chavista, permanentemente hostigada por el imperio y la derecha internacional, carece de cualquier justificación política o ética en fuerzas que se consideran en el campo de la izquierda", dijeron en un comunicado. 

Asimismo, advirtieron que "el camino electoral, como lo demuestran numerosos ejemplos en América Latina y el Caribe, puede transitarse victoriosamente por las fuerzas populares sin necesidad de ceder en principios que, como la solidaridad internacional y el antiimperialismo, son irrenunciables". 

En este punto, el senador y candidato Navarro ha insistido recientemente.

“Venezuela en Chile se instala como un tema casi cotidiano e incluso con mayor preocupación de otros temas muy urgentes de la realidad nacional, por ejemplo, la salud. En Chile el año pasado murieron 26 mil chilenos y chilenas, que no tuvieron un médico especialista, o no tuvieron una operación quirúrgica”, expresó en una entrevista este mes. 

Además, advierte “una comparación artificiosa que se pretende instalar de forma engañosa una imagen en el mundo como lo hicieron en Irak con las armas de destrucción masiva y aquí se pretende instalar el estereotipo de una dictadura, lo que es muy injusto con Nicolás Maduro y con el pueblo venezolano”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.