• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Nicolás Maduro tomó la decisión de suspender las relaciones diplomáticas con el Gobierno de Ricardo Martinelli, así como congelar las relaciones comerciales. (Foto: Archivo)

    Nicolás Maduro tomó la decisión de suspender las relaciones diplomáticas con el Gobierno de Ricardo Martinelli, así como congelar las relaciones comerciales. (Foto: Archivo)

Publicado 6 marzo 2014

El Gobierno de Venezuela declaró este jueves como personas no gratas a funcionarios de la Embajada de Panamá en Caracas (capital venezolana), tras las declaraciones injerencistas del Ejecutivo panameño contra el territorio nacional.

Esta decisión le fue transmitida a la diplomacia panameña a través de una nota difundida por la Cancillería venezolana.

El embajador, Pedro Roberto Pereira Arosemena; el ministro consejero, Jaime Serrano; el agregado diplomático, María Salazar de Serrano y el agregado Raúl Fernando Rolla Font, disponen de 48 horas para salir de Venezuela por el discurso y acciones injerencistas de su Gobierno.

En otra nota, la Cancillería suramericana manifestó a los funcionarios su rechazo a las acciones emprendidas por las autoridades panameñas "consideradas como inamistosas hacia Venezuela", así como "una intromisión en los asuntos políticos internos".

El Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha realizado esfuerzos para informar a la comunidad internacional, incluyendo a Panamá, de los últimos sucesos que se han registrado en el país. Sin embargo, las autoridades de esa nación centroamericana "han insistido en llevar a cabo acciones que conspiran contra la unidad Latinocaribeña", reza el comunicado.

Venezuela ha reiterado en diversas oportunidades que el destino de la Patria lo defienden los venezolanos, "quienes hemos optado por continuar el legado y obra de nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez" y proseguidas por el presidente Maduro.

En la nota, "la Patria de Bolívar reitera su compromiso en seguir promoviendo las buenas relaciones entre los países de América Latina y El Caribe", a través de mecanismos como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Asimismo, Caracas manifiesta su voluntad de mantener "cordiales y constructivas relaciones con todos los países", basadas en el respeto a la soberanía y la no injerencia en los asuntos internos de cada Estado.

Este miércoles, el jefe de Estado venezolano tomó la decisión de suspender las relaciones diplomáticas con el Gobierno de Ricardo Martinelli, así como congelar las relaciones comerciales, incluyendo la suspensión del proceso de revisión de una presunta deuda en dólares de empresas privadas de Venezuela con exportadores de la zona libre de Colón (costa).


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.