• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Guayaquil es el epicentro de la pandemia en Ecuador y se han reportado cadáveres en las calles ante la insuficiencia del sistema sanitario.

Guayaquil es el epicentro de la pandemia en Ecuador y se han reportado cadáveres en las calles ante la insuficiencia del sistema sanitario. | Foto: EFE

Publicado 8 abril 2020


Blogs



La analista ecuatoriana Patricia Sánchez destacó que en Guayaquil existen 13 cementerios, pero son privados, por lo que considera que el Estado debe "pagar esas bóvedas o nacionalizarlas".

En entrevista exclusiva con teleSUR, la analista y urbanista ecuatoriana, Patricia Sánchez, señaló este miércoles que la población de Guayaquil está dividida ante la posibilidad de construcción de dos cementerios para las víctimas del coronavirus. 

LEA TAMBIÉN

Ecuador reporta 242 muertes por Covid-19 y 4.450 contagios

“Hay una contradicción muy fuerte entre la necesidad de suelo ahora y el tiempo de esta construcción (...) el anuncio de la alcaldesa presenta la obra como un cementerio metropolitano”, indicó Sánchez y añadió que "la comunidad teme que en el tiempo en que se realizará esta obra, significa que los cadáveres estarán refrigerados para poder ser conservados y después inhumados, o si la emergencia es tener suelo para enterrar los cadáveres".

Producto de la dramática situación, la alcaldesa Cynthia Viteri anunció la construcción de dos cementerios, uno será la ampliación del Ángel María Canals situado en el suburdio, y el otro será edificado en Casuarina, noroeste de Guayaquil. 

“Esta es una comunidad que necesita otros servicios básicos que son más emergentes y prioritarios (...) entre los problemas que tiene la ciudad es la falta de agua potable, alcantarillados, vías y medios de transporte”, aseveró Sánchez.

Asimismo, reiteró que en Guayaquil existen 13 cementerios, pero en su mayoría son privados, "ante la contingencia sanitaria, las familias no pueden acceder a esas bóvedas por su costo elevados", agregó. 

“Lo que tendría que hacer el Estado es pagar esas bóvedas o nacionalizarlas. Cada cementerio tendría que otorgar un número de espacios a su disposición y si el Estado está en posibilidades de pagarlos, pagárselos”, manifestó la analista. 

Como otra hipótesis planteó que “ha habido un mal manejo por parte de la autoridad local de la pandemia”.

“Presentar una obra de estas características con toda la belleza que significa frente a las carencias totales del sector es un relumbrón para la comunidad. No importa que no tenga agua, pero tendrá un cementerio muy bonito, con alumbrado, con árboles”, aseguró.

Ya comenzaron a hacerse los primeros movimientos de tierra en el sector. Como consecuencia se tapó un ducto cajón que servía como drenaje natural y se reportaron las primeras inundaciones. Aunque los técnicos han atendido a los reclamos comunitarios y se realiza la construcción de otro drenaje a la par del camposanto, no se ha consultado con ningún miembro de la comunidad para aprobar o no tal obra, comentó.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.