• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Extremistas amenazaron a los ciudadanos que deseaban movilizarse en ejercicio de su derecho al libre tránsito.

Extremistas amenazaron a los ciudadanos que deseaban movilizarse en ejercicio de su derecho al libre tránsito. | Foto: AVN

Publicado 20 julio 2017

"Hoy hemos estado trabajando en paz como todos los días. Ni el fascismo ni el terrorismo paran a la clase obrera", resaltó el dirigente obrero Wills Rangel. 

A pesar de los "trancazos" de grupos extremistas como la llamada Resistencia y la oposición venezolana, en cada región hubo normalidad en las operaciones de fábricas y empresas, informó el presidente de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores, Wills Rangel.

"Hoy hemos estado trabajando en paz como todos los días. Ni el fascismo ni el terrorismo paran a la clase obrera", recalcó el dirigente obrero.

Igualmente, el servicio Metro de Caracas funcionó con normalidad a excepción de las estaciones Bello Monte, Altamira, Chacao y Los Cortijos que fueron cerradas en resguardo de los usuarios del Sistema Metro. 

La coalición de partidos opositores llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) convocó de forma pública a un "paro" nacional para este jueves que provocó la obstrucción de las principales calles, avenidas y acceso a zonas populares del este de la ciudad capital Caracas.

Los extremistas amenazaron a los ciudadanos que deseaban movilizarse en ejercicio de su derecho al libre tránsito, a los transportistas que quisieran prestar servicio e incluso a periodistas de medios que tradicionalmente apoyan a la derecha venezolana.

Ante la evidente movilización de trabajadores que desde tempranas horas de la mañana se disponían a desplazarse para cumplir con sus labores, grupos de ultra derecha vinculados a la MUD y al partido derechista Primero Justicia llamaron a través de las redes sociales a sus grupos de choque a "trancar" las urbanizaciones y principales arterias viales del este caraqueño, zona tradicional de apoyo electoral opositor.

Los grupos violentos impusieron el "paro" en el este de Caracas, destrozaron bienes públicos, asediaron el canal del estado Venezolana de Televisión (VTV), amenazaron a los transportistas y obstruyeron avenidas y calles. 

En horas de la noche el este de Caracas persisten focos de violencia y las trancas de calles en las urbanización. 

>> Venezolanos trabajan en medio de paro opositor


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.