• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • En los últimos tres años, cerca de 600 casos de curas que abusan de niños han sido denunciados anualmene, la mayoría por abusos cometidos entre 1965 a 1985. (Foto: Archivo)

    En los últimos tres años, cerca de 600 casos de curas que abusan de niños han sido denunciados anualmene, la mayoría por abusos cometidos entre 1965 a 1985. (Foto: Archivo)

Publicado 5 febrero 2014

El vaticano se pronunció este miércoles contra la condena impuesta por la Organización de Naciones Unidas (ONU), ente que lo acusa de violar la Convención de Derechos del Niño por encubrir a sacerdotes pedófilos.

Para el Comité de Naciones Unidas para los Derechos de los Niños, el Vaticano adoptó políticas que permitieron que sacerdotes acosaran y abusaran por años de miles de menores de edad, favoreciendo también la impunidad de los culpables.

Las críticas contra "el código del silencio" que reinó por años en el Vaticano para preservar el prestigio de la Iglesia, así como el pedido de la ONU para que se abran los archivos sobre los pedófilos y los obispos que ocultaron esos crímenes, fueron rechazadas tajantemente por las autoridades de la Santa Sede.

Para el Vaticano se trata de acusaciones injustas que no tienen en cuenta los esfuerzos hechos por la entidad desde que estallaron los escándalos, en la década del 90 en Irlanda. "La ONU ha superado sus propios límites. Una cosa es proteger a los niños, otra cosa es indicar las medidas a tomar", comentó una fuente vaticana.

A inicio del mes de diciembre la Santa Sede exhortó al Comité sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas (ONU) a no intervenir como jurisdicción legal por los abusos cometidos contra niños por "instituciones particulares" de la Iglesia, pues a juicio del ente católico, no tiene poder judicial para decidir en esos casos que obedecen a las legislaciones nacionales.

En ese entonces el vocero del Vaticano, padre Federico Lombardi, explicó que este tipo de investigaciones solo pueden ser tratados desde la máxima instancia católica, y recalcó que "a la Santa Sede le compete sólo lo que es a nivel de Santa Sede".

Según la Congregación para la Doctrina de la Fe, en el año 2011 y 2012, bajo Benedicto XVI, unos 400 sacerdotes perdieron su condición de curas - la pena más grave del derecho canónico - por abuso de menores.

En los últimos tres años, cerca de 600 casos han sido denunciados anualmente, la mayoría por abusos cometidos entre 1965 a 1985; y después de la racha de escándalos que se desataron en medio mundo en el 2010, el Vaticano estableció reglas nuevas que instruían a los obispos a denunciar los casos de abuso a la policía local, según la ley de cada país.

El comité de la ONU sobre los Derechos del Niño se quejó de no haber recibido datos de todos los casos de pedofilia investigados por la Congregación, ni sobre los castigos promulgados.

Desde su elección en marzo pasado, el papa Francisco se ha pronunciado a favor de las víctimas y creó un comité para combatir el abuso que se centra en aliviar el dolor de los afectados.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.