• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Estos datos se desprenden de un informe realizado por el diario The Washington Post.

Estos datos se desprenden de un informe realizado por el diario The Washington Post. | Foto: Reuters

Publicado 9 julio 2016

Del total de las víctimas, 124 padecían enfermedades mentales y 35 estaban desarmadas al momento de ser abatidas por la policía de EE.UU.

La policía de Estados Unidos es la responsable de 509 muertes por disparos en lo que va de 2016, entre ellos, 238 blancos (47 por ciento) y 123 negros (24 por ciento).

Así lo reveló un informe publicado este sábado por el diario The Washington Post, que recogió datos de noticias, medios sociales y otras fuentes, con las que determinó que del total de las víctimas 124 padecían enfermedades mentales y 35 estaban desarmadas al momento de ser abatidas.

Asimismo, el informe destaca que entre los fallecidos hay 79 hispanos (16 por ciento), 23 de otras razas y procedencias (5 por ciento) y 46 aún sin determinar (9 por ciento).

De acuerdo con la información recavada, de la cifra total de muertos 484 eran hombres y 25 mujeres.

Entretanto, el 40 por ciento de los fallecidos tenían edades comprendidas entre 30 y 44, mientras que el resto entre 18 y 29 años.

>> ONU pidió investigar muertes a manos de policía en EE.UU.

El dato: la noche del pasado miércoles un policía de Falcon Heights (Minnesota) asesinó a Philando Castile, un afroamericano de 32 años. El agente le había dado el alto porque su vehículo tenía un faro trasero roto.
Mientras, este jueves, Alton Sterling, un hombre de 37 años que vendía CDs en la localidad de Baton Rouge, Luisiana, murió a manos de dos agentes que le dispararon cuando ya había sido reducido. Ambos incidentes fueron grabados por los testigos. Estos dos últimos asesinatos han agravado la herida racial del país y la desconfianza de las minorías hacia las fuerzas policiales.

>> Obama defiende profesionalismo de policías de EE.UU.


Comentarios
1
Comentarios
Lo que está en juego aquí no es el color de la víctima, sino si la policía de cualquier país tiene derecho a matar civiles. Lo que todas las víctimas tienen siempre en común es que no pertenecen a ninguna oligarquía, sea del color que sea
Nota sin comentarios populares.