• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Presidentes de los países del ALBA rechazan amenazas de EE.UU. sobre Siria (Foto: Archivo)

Presidentes de los países del ALBA rechazan amenazas de EE.UU. sobre Siria (Foto: Archivo)

Publicado 2 junio 2014

Tras hacerse oficial la abdicación del rey Juan Carlos I de España, ciudadanos y partidos políticos exigen un referendo en el que puedan decidir si desean mantener o no la monarquía. Ante esto, medios locales se han dado a la tarea de explicar cuál es el proceso de una abdicación; cuál es la situación en la que queda Juan Carlos I tras dar a conocer su decisión, entre otras interrogantes, como ¿quién será el heredero de la corona?

Ni la abdicación ni la renuncia al trono están reguladas jurídicamente en España. Solo se mencionan en el artículo 57 de la Constitución. Este artículo reza que dice que tanto esas dos situaciones como "cualquier duda de hecho o de derecho que ocurra en el orden de sucesión a la Corona" se tienen que resolver por una ley orgánica.

En ese orden, el Consejo de Ministros se reunirá este martes de forma extraordinaria para dar luz verde de forma urgente a un proyecto de ley; tras lo cual el decreto irá inmediatamente a las Cortes Generales.

Posteriormente, es la Mesa del Congreso el ente que tendrá que calificarlo —los grupos pueden presentar enmiendas— y se convocará un pleno en el que, previsiblemente —porque cabe la posibilidad, como con cualquier ley, de un rechazo—, se aprobará la ley orgánica con el procedimiento de lectura única y con mayoría absoluta en una votación final. Después de esto, irá al Senado y allí seguirá el mismo procedimiento.

El príncipe Felipe será proclamado rey —Felipe VI— ante las Cortes Generales reunidas en el Congreso, ya que la española es una monarquía parlamentaria. Fuentes oficiales afirman que el príncipe Felipe sería proclamado Rey de España, bajo el nombre de Felipe VI, "entre el 30 de junio y 3 de julio".

Tampoco está claro el papel que tendrán desde ese momento don Juan Carlos I y la reina Sofía y su tratamiento, aunque seguirán siendo familia real, ya que el Registro Civil de la Familia Real incluye a los "ascendientes de primer grado" del rey.

También se prevé que sea el mismo Juan Carlos quien firme su propia abdicación, ya que es el jefe de Estado quien sanciona las leyes aprobadas por las Cortes. Pero tampoco está del todo claro.

Otra reforma pendiente es la que atañe a la sucesión de la Corona. La Constitución establece que "seguirá el orden regular de primogenitura y representación, siendo preferida siempre la línea anterior a las posteriores, en la misma línea el grado más próximo al más remoto, en el mismo grado, el varón a la mujer, y en el mismo sexo, la persona de más edad a la de menos".

Si los Príncipes tuvieran un varón, Leonor quedaría desplazada. "Este nacimiento materializa de una manera evidente la sucesión. Es un hecho muy significativo desde el punto de vista político y constitucional", dijo el príncipe cuando nació la infanta. Si no hay novedad, cuando la infanta Leonor cumpla 18 años prestará juramento y fidelidad al rey.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.