• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Durante el encuentro entre ambos mandatarios hablaron sobre la situación de los prisioneros en la cárcel. (Foto: Archivo)

    Durante el encuentro entre ambos mandatarios hablaron sobre la situación de los prisioneros en la cárcel. (Foto: Archivo)

Publicado 17 mayo 2014

El presidente de Uruguay, José Mujica, afirmó que su gobierno está dispuesto a aceptar a seis detenidos de la prisión de Guantánamo, según declaró en una entrevista exclusiva para el diario 'The Washington Post'.

Mujica dijo al diario estadounidense que los seis reos de la cárcel que mantiene Estados Unidos en Guantánamo (Cuba) para presuntos terroristas serían los árabes que han sido puestos en libertad pero no pueden regresar a su país de origen por el riesgo de convertirse en "objeto de represalias a su integridad personal por parte del gobierno" incluyendo torturas.

El mandatario también afirmó que su homólogo Barack Obama debe apurarse con la cuestión del destino de los prisioneros exonerados, ya que le restan solo unos meses al frente del gobierno del país.

El líder uruguayo señaló que el tema del Guantánamo le toca personalmente ya que él mismo cumplió una condena de 13 años de prisión, gran parte de la cual la pasó en una celda de aislamiento, debido a sus actividades de guerrilla urbana durante la dictadura militar.

El presidente expresó "Conozco las prisiones desde adentro, cuando uno tiene mucha soledad cualquier cosa viviente se vuelve tu compañero", recordó además que durante muchos años sus únicos compañeros eran ratones, hormigas y arañas que habitaban en su celda.

Mujica resaltó que esta propuesta no tiene intención de recibir algo a cambio por acoger a los detenidos de la Bahía de Guantánamo y añadió que su decisión fue inmediata.

“Me dijo que él está comprometido antes de irse del Gobierno a cerrar esa cárcel (de Guantánamo)”, dijo Mujica en una conferencia de prensa, en la que descartó que Obama le hubiera exigido alguna condición para cerrar el acuerdo que permitirá trasladar a los presos a Uruguay.

Sin embargo, el traslado de los prisioneros a otro país conlleva un proceso complejo. Pese a que el gobierno estadounidense ha aprobado su liberación, los departamentos de Estado y Defensa tienen que estar de acuerdo con su reubicación en un nuevo país.

Entre otras cosas, tienen que asegurarse de que la nación receptora tomará las medidas necesarias para evitar que los detenidos trasladados se conviertan en una amenaza para la seguridad nacional del país norteamericano en un futuro.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.