• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Cerca de 33 millones de colombianos estaban llamados a ejercer su derecho al voto para elegir a las autoridades regionales.

Cerca de 33 millones de colombianos estaban llamados a ejercer su derecho al voto para elegir a las autoridades regionales. | Foto: Archivo.

Publicado 26 octubre 2015

El poco respaldo hacia los partidos políticos manejados por el exmandatario ratifica su fracaso en las elecciones locales y confirman su bajo nivel de aceptación por parte de los colombianos.

Los resultados de las elecciones regionales en Colombia el pasado domingo ratificaron que el expresidente Álvaro Uribe Vélez está disminuido políticamente, afirmó en exclusiva para teleSUR el miembro del Frente Amplio por la Paz Luis Eduardo Celis.

“Uribe fue derrotado en su casa, Antioquia, perdió en Medellín y a nivel nacional no logró el respaldo que él esperaba y que sí tuvo en las elecciones parlamentarias pasadas. En la actualidad, está en un nivel muy bajo de aceptación política dentro del país”, aseguró el también analista. 

Celis señaló que a pesar de este gran revés para el exmandatario colombiano, la izquierda del país deberá evaluarse ya que tampoco le favorecieron los comicios.

“Ciertamente existe un desprestigio contra los partidos que plantean propuestas progresistas. Hay una campaña para darle a entender a la población que estos no saben gobernar y eso hace que al final los pocos espacios que se han ganado, no se amplíen”, explicó.

 

Lea también: Santos resalta participación histórica en elecciones regionales

En dato: 
En Bogotá, capital colombiana, la derecha asume el poder de la alcaldía luego de 12 años bajo el gobierno de partidos de izquierda. 
El candidato de centroderecha Enrique Peñalosa será el alcalde por los próximos cuatro años tras su victoria con el 33 % de los votos, por delante de Rafael Pardo, del Partido de la U (formación del presidente Santos), con el 28 % y de Clara López, del Polo Democrático, con el 18 %.

 

El también activista en Derechos Humanos resaltó el clima en que se desarrolló el proceso electoral, pues “a diferencia de los últimos 30 años, no hubo mayor perturbación ni violencia, lo que indica que se está encaminado por la senda de acabar el conflicto armado en el país”.

Según el vocero del Frente Amplio por la Paz, pese a la hegemonía de los partidos tradicionales, se está entendiendo que la vía es la tranquilidad de todos los colombianos. 

En ese sentido, destacó que los nuevos gobernadores de los territorios en conflicto están comprometidos con el acuerdo de paz que pronto debe ser firmado entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo.

“Los líderes regionales - de derecha - de los departamentos de Nariño, Cauca, y Arauca están convencidos de cuál es el camino a seguir y esto es importante destacarlo”, puntualizó.

 

Lea también: Con Enrique Peñalosa la derecha recupera el poder en Bogotá

En contexto:
El pasado domingo 25 de octubre cerca de 33 millones fueron convocados para la elección de 1.101 alcaldes, 32 gobernadores y órganos legislativos locales y regionales.
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó que la participación electoral fue la más alta de la historia de acuerdo a los resultados ofrecidos por la Registraduría de ese país.

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.