• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Urdangarin aseguró que nunca ha sido comisionista en este caso.

Urdangarin aseguró que nunca ha sido comisionista en este caso. | Foto: EFE

Publicado 26 febrero 2016



Iñaki Urdangarin, esposo de la Infanta Cristina, declaró que tuvo conocimiento de los trabajadores ficticios cuando inició la investigación del caso Nóos.

El exduque de Palma, Iñaki Urdangarin, reconoció este viernes la existencia de trabajadores ficticios en la empresa Aizoon, una propiedad que compartía al 50 por ciento con su esposa, la infanta de España Cristina de Borbón.

Pasado el mediodía, el tribunal del caso Nóos  llamó a declarar a Urdangarin, quien bajo interrogatorio del fiscal Pedro Horrach, responsabilizó a Miguel Tejeiro y explicó que se enteró de la existencia de estos empleados ficticios cuando se inició la investigación al respecto.

“Los he descubierto después, durante este proceso (...) Nunca he sido comisionista de nada, absolutamente no", aseguró el exduque.

El interrogatorio del Fiscal, quien no acusa de ningún delito a Borbón, comenzó intentando exculparla, al poner en duda una prueba documental aportada el jueves por la letrada del sindicato Manos Limpias contra la infanta Cristina.

La defensa de Cristina de Borbón por parte del fiscal ha inquietado a la presidenta del Tribunal, Samantha Romero, quien aseguró que “es la primera vez que advierto que una acusación cuestiona a otra acusación”.

Minutos después, Horrach hizo un inciso en el interrogatorio para defenderse y señaló que “la función del fiscal no sólo es acusar, sino también evitar las acusaciones infundadas”.

La Fiscalía solicita 19 años y medio de cárcel para Urdangarin por tramar junto a su exsocio, Diego Torres, una trama empresarial con la que consiguieron desviar hasta un total de 6,2 millones de euros públicos a través del Instituto Nóos.

>>Infanta Cristina sí irá a juicio por caso de corrupción

En contexto
El caso Nóos, uno los procesos judiciales más controversiales de España, por presunta participación o complicidad de la infanta en la desviación de seis millones de euros.
Hay 76 mil folios de sumario y 18 imputados tras cinco años de investigación del caso la Fiscalía pretende corroborar si el Instituto Nóos, fue utilizado para desviar fondos públicos y cometer fraude fiscal.
La infanta era propietaria al 50 por ciento de una empresa pantalla que presuntamente recibió el dinero malversado, por ello, la acusación popular pide para ella ocho años de prisión.
El caso provocó que Felipe VI retirara el título de duquesa de Palma a su hermana.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.