• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Uno de cada tres gays en México sufre de discriminación laboral. (Foto: Espolea)

    Uno de cada tres gays en México sufre de discriminación laboral. (Foto: Espolea)

Publicado 16 mayo 2014

Una de cada tres personas no heterosexuales mexicanos ha sido víctima de discriminación en su trabajo debido a su orientación sexual, esto de acuerdo con los resultados de la primera Encuesta Nacional sobre Homofobia en el Mundo Laboral en México.

El documento elaborado por las organizaciones sociales Espolea y Foro Enehache, con apoyo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), reveló que 20 por ciento de los consultados dijo que al pedir trabajo le han preguntado su preferencia sexual, y a 14 por ciento le negaron la plaza.

Aunque ambas cosas están prohibidas por la ley, la mayoría de personas que experimentan estas circunstancias no denunciaron el hecho por no poder probar ante las autoridades que la razón de la no-contratación o del despido fue la homofobia o transfobia.

Cifras alarmantes

El 55 por ciento de los encuestados expresó que nadie o pocos compañeros de trabajo saben de su orientación sexual o identidad de género, esto debido a que la mayoría teme que al “salir del clóset” en el trabajo puedan ser víctimas de burlas o discriminación.

Por otra parte, las personas que ya expresaron su preferencia sexual en su ámbito laboral están más expuestas a ser victimizadas, pues 39 por ciento dijo que han sido cuestionadas sobre su sexualidad al aspirar a una plaza, 35 por ciento considera que le han negado el trabajo por no ser heterosexual y 26 por ciento dice haber sido despedido por esta causa.

Estas proporciones disminuyen a 20, 14 y 10 por ciento, respectivamente, entre las personas que no han revelado su orientación sexual a sus compañeros de trabajo o lo han hecho con muy pocas personas, por temor a ser objeto de burlas y agresiones.

Falta de denuncias

Del total de las víctimas de discriminación por parte de sus jefes o compañeros de trabajo, el 53 por ciento decidió no hacer nada y sólo 17 por ciento acudió a interponer una queja contra sus agresores ante las autoridades correspondientes.

Ricardo Baruch, de la organización Espolea, comentó que "una de las cifras más alarmantes es que únicamente un 17 por ciento de los participantes que sufrieron discriminación acudieron a poner una queja o denuncia ante las autoridades competentes".

Baruch aseguró que la falta de denuncia puede deberse a que sólo 28 por ciento de los encuestados dijo conocer cómo funcionan la CNDH o las comisiones locales de Derechos Humanos, mientras que solo el 24 por ciento conoce la existencia del CNDH y únicamente 22 por ciento sabe cómo recurrir ante las juntas locales de Conciliación y Arbitraje.

Por otra parte, del total de víctimas de discriminación, 17 por ciento tuvo deseos de ya no ir a trabajar, 17 por ciento se aisló de sus compañeros, 15 por ciento se deprimió y 4 por ciento tuvo pensamientos suicidas.

La subdirectora del programa de VIH (virus de inmunodeficiencia humana) de la CNDH, Rocío Verdugo, advirtió que la homofobia sigue teniendo un alto índice de prevalencia en México, pues de 2008 a 2013 el organismo documentó 156 quejas ante comisiones estatales de Derechos Humanos y 324 ante procuradurías de justicia, la mayoría por homicidio, lesiones y discriminación.

El sondeo se aplicó vía Internet y se obtuvieron dos mil 284 respuestas efectivas, la mayoría de las cuales fueron de personas residentes en el Distrito Federal (capital) y los estados de México (centro), Nuevo León (noreste), Puebla (centro), Jalisco (oeste), Veracruz (sur), Baja California y Sonora (ambas al noroeste). La presentación de los resultados se dio en el marco del Día Internacional de la lucha contra la Homofobia que se conmemora en todo el mundo el 17 de mayo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.