• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La inseguridad alimentaria afectó en 2015 al 19,5 por ciento de la población y el 7,7 por ciento en niveles graves

La inseguridad alimentaria afectó en 2015 al 19,5 por ciento de la población y el 7,7 por ciento en niveles graves | Foto: Agencia Unal

Publicado 8 septiembre 2016

Si bien hubo un descenso en el lapso de 2010 a 2015, la pobreza infantil todavía se mantiene en niveles muy elevados en la Argentina.

Uno de cada cinco niños argentinos de zonas urbanas padece problemas de nutrición sostiene un informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica sobre la niñez y la adolescencia.

El estudio centrado en el impacto de la desnutrición infantil establece que entre 2010 y 2015, la inseguridad alimentaria total (reducción del consumo de comida) para los menores de edad cayó un 2,3 por ciento, mientras que la severa descendió tres puntos.

La situación de inseguridad alimentaria afectaba en 2015 al 19,5 por ciento de la infancia y adolescencia urbana argentina, y al 7,7 por ciento en niveles graves.

>>Casi 50 millones de niños viven lejos de sus hogares, Unicef

Según la UCA, el contexto macroeconómico argentino a finales del pasado año se caracterizó por un elevado déficit fiscal, una economía con indicadores claros de estancamiento, falta de inversiones, escasa capacidad de crear nuevos empleos e inflación creciente, además de una situación de "indigencia económica sostenida".

El trabajo sostuvo que un 42 por ciento de la infancia y adolescencia reside en viviendas con problemas de saneamiento (no accede en su vivienda a cloacas, o la red de agua corriente, y/o no tiene inodoro con descarga de agua).

>>Desde septiembre de 2015 han muerto 423 niños en el mar

Además, el 48 por ciento de los jóvenes en la Argentina urbana tienen como única opción para la atención de su salud el sistema público.

El informe señaló que el 23 por ciento de los adolescentes se encuentran en situación de déficit educativo (no asiste a clase o lo hace con sobreedad).

El 12,8 por ciento de los jóvenes no festejaron su último cumpleaños, en el estrato social más bajo no lo hizo el 23 por ciento y en el medio alto, el 4,8 por ciento. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.