• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Para responder a los nuevos desafíos del extremismo violento hay que crear nuevas alianzas", recalcó la directora general de la Unesco.

"Para responder a los nuevos desafíos del extremismo violento hay que crear nuevas alianzas", recalcó la directora general de la Unesco. | Foto: MéxicoGobierno.

Publicado 30 junio 2015

En una reunión anual celebrada en Alemania, la Unesco estudió acciones mundiales para el rescate de las obras culturales de Palmira y otros sitios históricos de Siria e Irak, atacados por el grupo terrorista Estado Islámico. 

 

La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) presentó La Coalición Mundial Unidos por el Patrimonio, que busca reforzar la movilización de los gobiernos y de la comunidad internacional para responder ante los daños ocasionados al patrimonio cultural mundial, en especial en Oriente Medio. 

 

La iniciativa fue impulsada por la directora general de la Unesco, Irina Bokova, durante la reunión anual del Comité de Patrimonio Mundial, realizada en la ciudad Bonn, oeste de Alemania, donde mostraron su preocupación ante la destrucción de la arquitectura cultural de Palmira y otras zonas históricas de Siria e Irak, por parte del grupo terrorista auto denominado Estado Islámico (EI). 

Si el mundo no es capaz de preservar un sitio como Palmira de la destrucción, ¿tiene sentido reunirse en Bonn y hablar de otros lugares que no pueden equipararse al patrimonio de Siria e Irak?, dijo Bokova.

“La amenaza es mundial y la respuesta también debe serlo. Precisa de una mayor coordinación de los servicios nacionales y de intercambios de información entre Estados. En asuntos como éstos, nada puede sustituir a la acción de los gobiernos”, sentenció Bokova.

Vea-→ Estado Islámico toma control de la histórica ciudad de Palmira.

A su parecer, el principal desafío consiste en lograr que todos los interlocutores comprometidos en esta lucha trabajen juntos: los cuerpos de policía, las aduanas, los museos, los gobiernos, el mundo de la cultura, los organismos humanitarios y de seguridad, la sociedad civil y los medios de comunicación.

Fotos de la arqueológica Palmira, ciudad siria que el EI desea destruir

En el encuentro, se adoptó la Declaración de Bonn sobre el Patrimonio Mundial, que condena los ataques bárbaros, la violencia y los crímenes perpetrados en estos últimos tiempos por el EI contra el patrimonio cultural en IraK. 

Palmira fue en los siglos I y II d.C. uno de los centros culturales más importantes del mundo antiguo y punto de encuentro de las caravanas en la Ruta de la Seda, que atravesaban el árido desierto del centro de Siria.

El documento recoge la preocupación por otros sitios como la Ciudad Vieja de Saná, en Yemen. Recomienda que se integre la dimensión cultural en los esfuerzos por el mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas cuando sea necesario.

También el manifiesto exhorta a que la Unesco coordine la respuesta internacional relativa a la protección del patrimonio en situación de conflicto o de catástrofe natural.

 

Contexto:

Los seis sitios declarados Patrimonio Mundial de la Humanidad en Siria se encuentran actualmente en la lista roja ante el riesgo de que puedan ser destruidos. 

En marzo de 2014 la Unesco creó un proyecto financiado por la Unión Europea para preservar la herencia cultural siria, valorar los daños y combatir el contrabando de tesoros culturales. En Irak hay proyectos similares, con el apoyo de Japón.

Grupos extremistas han cercado el sitio con explosivos y declarado que su objetivo es destruir las estatuas, y quizá más restos arqueológicos. Ante esta situación, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó la resolución 2199 que prohíbe el comercio de bienes culturales procedentes de Siria e Irak.

Aquí--→ ONU condena el terrorismo en ciudad siria de Palmira.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.