• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En lo que va de año, han nacido 300 crías de ballenas francas australes en la costa atlántica argentina.

En lo que va de año, han nacido 300 crías de ballenas francas australes en la costa atlántica argentina. | Foto: AP

Publicado 18 octubre 2017

Cada año las ballenas francas australes se desplazan de sus heladas zonas de alimentación en la Antártica a climas más cálidos, como El Doradillo, en la costa del Golfo Nuevo en la provincia de Chubut.

Al menos 788 ballenas francas australes migraron este año de la Antártica a la Patagonia argentina para dar a luz y alimentar a sus crías, la cifra más alta desde que comenzó a registrarse la presencia de los cetáceos en 1971, informó este miércoles el Instituto de Conservación de Ballenas (ICB).

“Lo llamativo esta vez fue que los últimos dos años hubo menos ballenas”, sostuvo el científico y director del ICB, Mariano Sironi.

Miles de turistas llegan todos los años a la playa de El Doradillo, en la costa atlántica argentina, uno de los pocos lugares en el mundo donde se pueden observar las ballenas desde la orilla, para ver de cerca a los majestuosos mamíferos.

Foto: AP

“Este año hemos tenido el gran placer de recibir un gran número de ballenas”, acotó el guarda parques Roberto Bubas, quien aseguró que nacieron unas 300 crías.

La mayoría de los nacimientos ocurre entre julio y agosto, aunque el periodo de avistamiento en el área se extiende desde abril hasta diciembre, según el ICB.

Foto: AP

Las ballenas francas australes, una especie clasificada como “de preocupación menor” por la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza, pueden alcanzar los 18 metros de largo y pesar hasta 60 toneladas.

>> Mueren 350 ballenas de las 650 varadas en Nueva Zelanda


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.