• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Debido a las protestas muchos viajeros debieron buscar medios alternativo para trasladarse debido a la falta de transporte. (Foto: larepublica.pe)

    Debido a las protestas muchos viajeros debieron buscar medios alternativo para trasladarse debido a la falta de transporte. (Foto: larepublica.pe)

Publicado 28 febrero 2014

Unos 50 mil peruanos manifestaron por 48 horas en el Cusco (sureste) para exigirle al presidente Ollanta Humala, el cumplimiento de sus promesas electorales para esta localidad, entre las que se encuentran la construcción del Gasoducto Sur Peruano (GSP) y del aeropuerto Internacional de Chinchero, los cuales han sido pospuestos por el Gobierno en reiteradas oportunidades.

El último día de la jornada de protesta contra las políticas del presidente Ollanta Humala, arrancó con dos enfrentamientos entre obreros de construcción civil y policías que se encontraban en las inmediaciones del aeropuerto Alejandro Velasco Astete. El hecho dejó cuatro civiles heridos.

Esos eventos no intimidaron a otros 300 campesinos del distrito de Ancahuasi, provincia de Anta, quienes también decidieron apoyar las protestas. De igual forma, en la ciudad de Sicuani, capital de la provincia de Canchis, continuó bloqueada la vía que conecta a Puno y Arequipa.

Las acciones de protestas perjudicaron a cientos de turistas debido a la falta de transporte; puesto que quienes viajaron por tierra se quedaron varados en Sicuani y Anta; mientras que los turistas que arribaron en vuelo tuvieron que caminar desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad.

Álvarez anunció que después del paro los gremios y profesionales conformarán equipos técnicos para presionar y gestionar ante el Ejecutivo nacional la cristalización del nuevo terminal aéreo y el gasoducto para el sur.

Adicionalmente impulsarán un paro macrorregional para marzo en el que participarían Arequipa, Puno, Moquegua y Tacna.

Importancia del gasoducto y el aeropuerto en Cusco

El secretario general de la Federación Departamental de Trabajadores del Cusco (FDTC), Wilfredo Álvarez, explicó la importancia de cristalizar el gasoducto y el aeropuerto, pues a su juicio, ambos proyectos serán los “motores de la economía de las regiones del sur”.

Para Álvarez el GSP, además de cambiar la matriz energética, abaratará el costo del balón de gas e impulsará la industria petroquímica, que generará miles de puestos de trabajo. Además, agregó, garantizará que el gas barato del Lote 88 sea para consumo interno como lo “establecen varias normas”.

En tanto, el aeropuerto de Chinchero permitirá incrementar el flujo del turismo de 2 millones 500 mil visitantes al año a cinco millones en los primeros cuatro años de funcionamiento del terminal aéreo. “Muchos grupos se oponen a ambos proyectos porque quieren que el sur siga siendo pobre”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.