• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El acuerdo asegura que no habrá ni "expulsiones colectivas", "ni devoluciones en caliente".

El acuerdo asegura que no habrá ni "expulsiones colectivas", "ni devoluciones en caliente". | Foto: EFE

Publicado 18 marzo 2016



El acuerdo establece la deportación a Turquía de todos los "inmigrantes irregulares", incluidos los refugiados sirios.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) y Turquía lograron un acuerdo con el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, para deportar a ese país a los refugiados, inclusive aquellos de nacionalidad siria que lleguen a Grecia desde el próximo domingo 20 de marzo.

El primer ministro de la República Checa, Bohuslav Sobotka, informó desde su cuenta en Twitter este viernes que "Se ha aprobado el acuerdo con Turquía, todos los inmigrantes irregulares que lleguen a Grecia desde Turquía a partir de 20.03", 


El acuerdo establece un "trato individual" de cada demanda de asilo que sea presentada en Grecia, así como una referencia "expresa" de que no habrá ni expulsiones colectivas ni devoluciones en caliente, de acuerdo al medio español Europa Press.

La Unión Europea ejecutará un plan para trasladar a suelo comunitario a refugiados sirios y demandantes de asilo de esta nacionalidad que hayan sido deportados.

>> UE intenta legalizar acuerdo con Turquía sobre refugiados

Por tal motivo, los Estados miembros de la Unión Europea planean utilizar un máximo de 72 mil plazas en un programa de reubicación europeos, por lo que el acuerdo advierte que si se sobrepasa de este techo, el sistema "Uno por uno" será suspendido.

Funcionarios europeos admiten que el objetivo principal es presionar a Turquía para que refuerce su frontera y contenga el paso de los refugiados hasta reducirlo "a cero o casi cero".

Europa contra el Schengen

El drama de los refugiados ha puesto en evidencia la crisis de la política migratoria europea. Las naciones del bloque se han enfrentado a una verdad inocultable. Refleja la carencia de mecanismos para atender el problema de la llegada de millones de personas que escapan de la guerra en el Medio Oriente.

Los Gobiernos de la región de los Balcanes y Hungría cerraron y reforzaron la seguridad en sus fronteras. Dinamarca impuso una ley para retener los bienes de los refugiados como forma de pago por su acogida.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.