• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Formar parte de la Unión es muy importante para Turquía.

Formar parte de la Unión es muy importante para Turquía. | Foto: AP

Publicado 19 agosto 2016

El embajador de Turquía ante la UE, Selim Yenel, comentó que pertenecer a la UE servirá para elevar los estándares euroasiático en todos los sentidos.

El Gobierno de Turquía espera que el país se convierta en miembro pleno de la Unión Europea (UE) antes de 2023.

“Para mi país el estatus de miembro de la UE sería una corona inapreciable”. 

Así lo aseguró el embajador de Turquía ante la UE, Selim Yenel, quien además reconoció que actualmente las condiciones para entrar al bloque no son muy favorables debido a las diferencias entre las partes, sin embargo, “eso es algo que puede cambiar rápidamente”.

>> Erdogan advierte a EE.UU. que debe elegir entre Turquía o Gulen

El Gobierno turco quiere que el país ingrese en la UE antes de 2023. La República de Turquía cumplirá 100 años ese año, por lo que sería un buen momento para una fecha especial”,  comentó Yenel en una entrevista con el diario alemán Die Welt.

Mencionó que a largo plazo -para su país- no sería aceptable no pertenecer a la UE. “Formar parte de esa Unión es muy importante para nosotros”.

El embajador turco aseguró que esa pertenencia serviría para elevar los estándares del país euroasiático en todos los ámbitos, tanto en la política, la economía, como lo referente a la protección del consumidor y de la salud.

>> Turquía dispuesta a cambiar las relaciones con Siria

Una de las divergencias sobre la adhesión de Turquía es la pena capital, sin embargo, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró que restauraría la condena de muerte si el Parlamento así lo decide.

En contexto
Turquía y la UE firmaron un acuerdo de asociación en 1963, pero las negociaciones sobre el ingreso en el bloque comenzaron en 2005 pero se han registrado numerosas interrupciones por divergencias entre las partes.
Para la fecha, han sido acordados 16 de los 35 puntos técnicos que debe cumplir Ankara para alcanzar los estándares europeos.
En los últimos tiempos,  las relaciones entre Berlín y Ankara se han enfriado tras la reacción de Erdogan luego de la intentona golpista en su país.
Erdogan inició una purga contra todos aquellos que presuntamente apoyaron el intento de derrocarlo. Una especie de "limpieza de enemigos" que en Alemania se consideró excesiva y suscitó numerosas críticas en el ámbito político.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.