• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La UE se comprometió a reubicar a 160 mil refugiados desde Grecia e Italia, una promesa que no se ha cumplido.

La UE se comprometió a reubicar a 160 mil refugiados desde Grecia e Italia, una promesa que no se ha cumplido. | Foto: EFE

Publicado 3 marzo 2016





El presidente del Consejo Europeo, por su parte, pidió a los "migrantes económicos" que no escojan a Europa como destino final.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, anunció desde Atenas este jueves que en la cumbre extraordinaria que se celebrará el próximo lunes pedirá sanciones para aquellos países que no cumplen el principio fundamental de la Unión Europea (UE) sobre el "reparto solidario de las cargas" entre sus miembros de los refugiados.

Esto lo indicó Tsipras en referencia al problema que se ha presentado con los refugiados que solicitan asilo o emigran por las condiciones económicas o los conflictos de sus países de origen.

>> Más de 130 mil refugiados han llegado a Europa este año

"Esperamos que se reconozca que Grecia no puede asumir sola la carga (de los refugiados). El Tratado de Lisboa contempla el reparto solidario de las cargas. Nosotros cumplimos nuestros compromisos y esperamos sanciones para los que no lo hacen", indicó  Tsipras en una rueda de prensa con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Desde la perspectiva de Tsipras, Grecia hace mucho que ha sobrepasado su capacidad para ayudar a los más necesitados, pero que esto no les ha impedido ser fieles a los principios arraigados en su cultura.  

"Grecia hará todo lo posible por ofrecer ayuda a las personas que lo necesitan. Forma parte de nuestra cultura, otros países tienen otra cultura", expuso.

Tsipras calificó de provocador el rechazo de algunos Estados miembros de participar en la reubicación de refugiados desde Italia y Grecia y emplazó a la UE a aplicar con rapidez lo acordado.

>> En Macedonia continúa la represión contra los refugiados

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, por su parte, hizo un llamado a todos los "migrantes económicos" para que no escojan a Europa como destino final. Advirtió, además, que Grecia "ya no es más un país de tránsito" y "que las reglas de Schengen entrarán nuevamente en vigor".

"Apelo a todos los migrantes económicos, de donde quiera que procedan, a que no vengan a Europa, que no crean a los traficantes, y que no pongan en peligro sus vidas y su dinero", aconsejó Tusk.  

La rueda de prensa se llevó a cabo como parte de la gira por la ruta balcánica que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, debe realizar. Este jueves deberá visitar Ankara; el viernes Estambul; y terminará en Belgrado.

CONTEXTO

El año 2015 cerró con un saldo de 60 millones de refugiados, a quienes la UE tuvo que recibir. Estos fueron apenas unos 500 mil más que los que se registraron en 2014.

Sin embargo, desde comienzos de enero de este año empezaron a llegar unos 131 mil refugiados por el Mediterráneo, un incremento con respecto al registro del primer semestre del 2015.

Es por ello, que el año pasado, en busca de una solución a la crisis migratoria, la Unión Europea se comprometió a reubicar a 160 mil refugiados desde Grecia e Italia, una promesa que hasta ahora ningún país ha cumplido.

Grecia, mientras tanto, no solo está cumpliendo sus obligaciones acordadas, sino que ha abierto centros de primera acogida en los que se registran los migrantes y refugiados que llegan país, además de darse la tarea de devolver a Turquía a aquellos cuya solicitud de asilo fue rechazada.

"Además estamos construyendo con rapidez los centros de reubicación y de estancia temporal", añadió.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.