• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El mandatario genera contradicciones dentro del partido republicano, según analistas

El mandatario genera contradicciones dentro del partido republicano, según analistas | Foto: Reuters

Publicado 16 enero 2017

Analistas coinciden en que el presidente electo Donald Trump rompe con la dinámica tradicional del Partido Republicano. 

El pasado 9 de noviembre, el partido Republicano no solo aseguró la presidencia de los Estados Unidos con la victoria de Donald Trump, sino que lograron mantener el control de las dos cámaras del Congreso: La Cámara de Representantes y el Senado.

Hace diez años que los republicanos no controlan la Casa Blanca y el Congreso. La última vez que controlaron el poder ejecutivo y el legislativo fue entre 2003 y 2007, con el gobierno de George.W. Bush. 

Fractura dentro del Partido Republicano 


En entrevista exclusiva para TeleSUR, el analista Internacional, Basem Tajaldine señala que “Los gobiernos  republicanos se han caracterizado por ser gobiernos muy belicistas y por ser gobiernos donde el lobby del complejo militar-industrial además de las corporaciones y trasnacionales petroleras han visto sus mayores ganancias”

Pero, según Tajaldine, se ve algo distinto en los Estados Unidos, con la llegada de Donald Trump hay un quiebre con el establishment el cual no podrá escapar a la imposición y presión que generan esos lobbys”.

Para en analista Internacional, Fernando Casado, la llegada de Trump al poder “Es una situación Sui Generis, porque Trump es una especie de “outsider” dentro del partido republicano, no es realmente alguien que actué de acuerdo a unos lineamientos clásicos del partido”.

El magnate “Utilizó la plataforma del partido republicano porque dentro del sistema bipartisano de Estados Unidos habría sido muy difícil presentarse independiente y triunfar aunque ya lo intento dentro de sus primeros pasos,” señaló el analista.

El Dato: El control del Senado y la Cámara de Representantes permite a los republicanos tener mayor peso en los procesos de designación de muchos de los altos funcionarios del gobierno y los jueces de la Corte Suprema.

¿Facilitará o será un obstáculo para su gestión?


Para Casado, el presidente Trump no representa una ruptura en el establishment republicano, pero si es discordante con las tradiciones que responden con el partido rojo, al anunciar medidas proteccionistas para atraer el capital localizado en otros países, dinámica muy distinta al partido. 

En el caso del Congreso de los Estados Unidos "existe cierta libertad de voto en los asambleístas, senadores y congresistas, algo que no existe en otros países como España o Venezuela, en donde los lineamientos del partido suelen ser los que acatados por cada uno de los curules que forman parte de ese partido.” señalo el analista. 

“En Estados Unidos existe esta libertad y esto quiere decir que el hecho de que tengan una mayoría republicana no por ello todas las decisiones que tome Trump van a ser aprobadas por los senadores de su partido.”

“Trump probablemente parta con grandes sectores del partido republicano en su contra. Muchos de sus congresistas van a tener que ser convencidos de cada una de las decisiones que se tomen y no tendrá un camino fácil para imponer su actual agenda, que hasta el momento difiere en gran medida del partido republicano”  concluyó Casado.   


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.