• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Mujer observa un helicóptero de vigilancia fronteriza frente a la ciudad Juarez

Mujer observa un helicóptero de vigilancia fronteriza frente a la ciudad Juarez | Foto: Reuters

Publicado 25 enero 2017

La orden forma parte de un conjunto de medidas que busca restringir el accesos de los inmigrantes no autorizados al país, en particular a través de la frontera con México.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, firmó este miércoles dos nuevas órdenes ejecutivas dirigidas a modificar la postura de ese país respecto a los inmigrantes no autorizados y sus políticas migratorias en general.

El primer decreto anuncia el inicio de la promesa electoral hecha por Trump de construir una “barrera” para la migración de México a EE.UU. Esta medida busca la construcción de un muro a lo largo de la frontera de tres mil doscientos kilómetros con México.

La medida se respalda en una ley promulgada por el presidente George W. Bush en 2006 llamada Ley de la Cerca Segura. La mayor parte de estas cercas fueron construidas en los estados de Texas, Nuevo México, Arizona y California, con las últimas secciones completadas en el año 2009 después de iniciado el mandato de Barack Obama. Sin embargo, esta ley nunca fue implementada por completo.

>> "La solución a la migración no es un muro" reclama Rafael Correa.

Mediante este antecedente y la mayoría que gozan los republicanos en el Congreso, Trump anunció que el proyecto será financiado mediante una ley de gastos que paulatinamente el gobierno mexicano reembolsará. Sin embargo, no indicó cuál sería el mecanismo mediante el cual obligaría a México realizar estos pagos.

Sobre este tema el gobierno mexicano ha afirmado en varias oportunidades que no pagará por ningún muro fronterizo. Se espera que Trump se reúna con el presidente Enrique Peña Nieto en la Casa Blanca.

El segundo decreto anula los subsidios federales para las ciudades santuario que reciben a los inmigrantes. Estas ciudades son localidades que realizan una aplicación parcial de las restricciones migratorias y que explícitamente requieren que las fuerzas policiales ignoren a aquellas personas que saben que no poseen documentación migratoria. La lista de ciudades incluye a Chicago, Houston, Los Ángeles, Miami, Nueva York y Washington D.C.

El decreto anuncia la creación de nuevos centros de detención para inmigrantes no autorizados y la reactivación de un programa federal para agilizar deportaciones.

“El Departamento de Estado va a restringir visas y a utilizar otras herramientas para asegurar que los países acepten el retorno de los criminales que vienen de sus países. El pueblo americano ya no se verá forzado a subsidiar esta violación de nuestras leyes", declaró el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer.

Se espera que en los siguientes días el mandatario estadounidense tome medidas adicionales para restringir el ingreso de refugiados a los EE.UU.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.