• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Tres agentes de la Policía Nacional española de Murcia (este del país) fueron imputados por encubrir agresiones indiscriminadas. contra manifestantes en 2012 (Foto: inkis.com)

    Tres agentes de la Policía Nacional española de Murcia (este del país) fueron imputados por encubrir agresiones indiscriminadas. contra manifestantes en 2012 (Foto: inkis.com)

Publicado 21 febrero 2014

Tres agentes de la Policía Nacional española de Murcia (este del país) fueron imputados este viernes por encubrir agresiones indiscriminadas contra los ciudadanos que salieron a protestar en la jornada de huelga general del 14 de noviembre de 2012, sin que hubiera violencia previa por parte de los manifestantes.

El atestado policial acusaba a los manifestantes de lanzar petardos, piedras y otros objetos, pero el incidente fue grabado por vecinos de la zona donde sucedieron los hechos. El video muestra las agresiones salvajes de los policías contra una multitud de personas pacíficas.

De acuerdo al testimonio de vecinos en la zona, la carga policial tuvo lugar en la Calle Bando de la Huerta donde, sin violencia previa por parte de los manifestantes, la Policía arremetió con dureza y persiguió a ciudadanos que huían para protegerse.

El material muestra además cómo le destrozan literalmente la cara a uno de los manifestantes, quien, habiendo sido derribado por un agente, recibió patadas y porrazos en el rostro que le rompieron varios huesos, por lo que estuvo hospitalizado durante ocho días.

Otro manifestante también sufrió rotura ósea en la mano derecha tras serle pisada sádicamente por un funcionario de policía, y muchos otros resultaron contusionados.

Para denunciar los atropellos, cuatro manifestantes interpusieron querella contra los agentes que mintieron en el atestado policial, y hoy estos tres funcionarios han sido imputados y fueron citados a declarar en el juzgado dentro de unas semanas.

Los querellantes ampliaron su denuncia para solicitar que también se les impute por falsificación de documento público, dado que alteraron de forma sustancial el atestado (documento público) aprovechando su condición de funcionarios, con el fin de incluir en él notorias falsedades que encubriesen los actos de salvajismo cometidos ese día por otros agentes.

El próximo lunes, 24 de febrero, las cuatro personas querellantes fueron citadas a declarar en el Juzgado nº 4, en la Ciudad de la Justicia.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.