• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La mayoría de las mujeres que recibió transplante pudo concebir

La mayoría de las mujeres que recibió transplante pudo concebir | Foto: Archivo

Publicado 8 octubre 2015





Tratamientos contra el cáncer suelen ser el principal motivo para el retiro de estos órganos del cuerpo de la mujer.

El almacenamiento previo de  tejidos ováricos y su posterior transplante ofrece una nueva oportunidad  para concebir nuevamente un bebé a mujeres que les han sido retirados por enfermedad, acuerdo con un estudio especializado publicado el miércoles.

De acuerdo con 'Human Reproduction' la realización de estos procedimientos médicos garantizan una duración de al menos 10 años, con riesgos mínimos de volver a padecer la enfermedad causante de la extirpación ovárica inicial.

Así lo confirman la Annette Jensen, estudiante y médico en el Laboratorio de Biología Reproductiva en 'Rigshospitalet', en Copenhague (Dinamarca), junto a colaboradores de Rigshospitalet, el Hospital Universitario de Odense y el Hospital Universitario de Aarhus.

Los responsables de este estudio revisaron resultados de 41 mujeres danesas sometida a estas pruebas con tejido ovárico congelado anteriormente; quienes habían les habían retirado los ovarios por problemas de salud.

"Muchas niñas y mujeres jóvenes que han sido diagnosticadas con una enfermedad como el cáncer tienen ahora una esperanza realista de recuperación y viven una vida normal", explicó Jensen.

Asegura que pese a los resultados prometedores de las pruebas, este tipo de procedimientos aún requieren de investigación: "La preservación de la fertilidad es cada vez más una parte integral del tratamiento", manifestó la especialista.

32 mujeres lograron quedar embarazadas tras el transplante de tejido ovárico, y sólo uno experimentó un aborto involuntario durante antes de la mitad del proceso de gestación. Sólo tres de las pacientes sufrieron recaída del cáncer que padecieron previamente.

Otro de los factores positivos que resalta el estudio es la restauración de la función ovárica para la normalización de los niveles normales de las hormonas, para regular muchas funciones corporales, entre ellas la prevención de los síntomas menopáusicos precoces.

Lea también: Osa panda finge embarazo para ser consentida.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.