• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Pescadores filipinos revisan sus botes mientras se preparan para la llegada de la tormenta tropical Rammasun en un pueblo costero en Navotas, al norte de Manila. (Foto: AP)

Pescadores filipinos revisan sus botes mientras se preparan para la llegada de la tormenta tropical Rammasun en un pueblo costero en Navotas, al norte de Manila. (Foto: AP)

Publicado 15 julio 2014

Autoridades filipinas ordenaron hoy la evacuación de miles de personas residentes en la zona nororiental del archipiélago ante la amenaza del tifón Rammasun, según un parte emitido en esta zona del país.

Rammasun se encontraba a unos 500 kilómetros al este de la ciudad de Legazpi el lunes por la tarde, con vientos sostenidos de hasta 110 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 140 kilómetros, así lo declaró Rene Paciente, meteorólogo del gobierno.

Por su parte, Alexander Pama, director ejecutivo del Consejo Nacional de Emergencias, dijo que las oficinas locales del consejo en por lo menos siete regiones del país, incluso la zona metropolitana de Manila, declararon el alerta por posibles inundaciones y deslizamientos. Añadió que "nuestra evaluación inicial es que no influirá excesivamente el viento. Lo que nos preocupa son los deslizamientos y las inundaciones".

Las escuelas suspendieron las clases el lunes por la tarde en algunas áreas, incluso Manila. Funcionarios locales instaron a las embarcaciones a no navegar en el paso de la tormenta, prepararon artículos de emergencia y organizaron la posible evacuación de residentes.

Se prevé que la tormenta Rammasun se hará sentir sobre todo en la zona metropolitana de la capital a partir del martes por la mañana, y que azotará la capital el miércoles temprano antes de desplazarse al Mar del Sur de la China, ya sea por las provincias de Bataan o Zambales en el noroeste, dijeron los meteorólogos.

Las provincias centrales de Filipinas todavía no se han recuperado de la devastación masiva que causó el tifón Haiyan en noviembre. Los fuertes vientos y maremotos aplastaron pueblos y dejaron por lo menos 6 mil 300 muertos y más de mil desaparecidos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.