• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Thomas Griesa espera que Argentina "continúe negociando con los restantes demandantes".

Thomas Griesa espera que Argentina "continúe negociando con los restantes demandantes". | Foto: EFE (Archivo)

Publicado 2 marzo 2016

El juez federal estadounidense Thomas Griesa aseguró que el tribunal "no toma a la ligera la decisión de levantar las medidas cautelares” y condicionó la acción a la derogación de las leyes Cerrojo y Pago Soberano de Argentina.

A dos días del acuerdo entre el presidente Mauricio Macri y los fondos buitre, el juez federal estadounidense Thomas Griesa levantó las medidas cautelares que impedían a Argentina el pago a los bonitas que accedieron a la reestructuración de la deuda en 2005 y 2010.

"Las circunstancias han cambiado tan significativamente como para volver las órdenes injustas y en detrimento del interés público", señaló Griesa, quien recordó que esta decisión entrará en vigor luego de que Argentina cumpla con la derogación de las leyes Cerrojo y Pago Soberano.

>> Macri pagará a fondos buitre 4 mil 653 millones de dólares

El magistrado advirtió que el tribunal “no toma a la ligera la decisión de levantar las medidas cautelares”, por lo que también la nación suramericana deberá cancelar los acuerdos firmados con los bonistas hasta el 29 de febrero, incluidos los 4 mil 653 millones de dólares para los fondos buitre.

"Los demandantes que no han acordado pueden seguir negociando con la Argentina", destacó el juez y añadió que el tribunal “espera que la República continúe negociando con los restantes demandantes", agregó.

El dato: El acuerdo alcanzado con los fondos buitre deja abierta la posibilidad de que el resto de los fondos que aceptaron reestructurar el 93 por ciento de la deuda decidan, al ver que hay dinero para pagarle a los otros, que deben cancelarle a ellos en las mismas condiciones, advirtió la escritora y periodista argentina Stella Calloni. 

>> Acuerdo de Macri con fondos buitre es una pérdida de soberanía

En contexto

Entre 2011 y 2012, los fondos buitre conformados por diferentes acreedores extranjeros reclamaron el pago de la deuda de mil 300 millones de dólares, es decir, el 100 por ciento de la misma adquirida por Argentina, además de la cancelación de intereses, hecho que avaló el juez de Nueva York, Thomas Griesa.

Argentina nunca se negó a cancelar la deuda, al contrario, apeló la decisión del Tribunal estadounidense y planteó la reestructuración de los pagos.

En 2014, bajo la gestión de Cristina Fernández, se logró revertir la decisión de Griesa y congelar el pago de 700 millones de dólares adicionales a la deuda.

Tras la llegada de Mauricio Macri a la presidencia en diciembre de 2015 se dio a conocer la renegociación con los fondos buitre, pero este admitió que las reuniones con los acreedores buscaban el default en Argentina y que no iban "tan bien" como se esperaba.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.