• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Mientras tanto, varios ciudadanos se han acercado a la Plaza de la Independencia, en la capital, a rendir homenaje a los caídos. (Foto: Reuters)

    Mientras tanto, varios ciudadanos se han acercado a la Plaza de la Independencia, en la capital, a rendir homenaje a los caídos. (Foto: Reuters)

Publicado 24 mayo 2014

Ucrania se encuentra en tensa calma. En la víspera de las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo este domingo, algunos se muestran escépticos y otros aspiran a un cambio. "No tengo la esperanza de ver ese cambio con vida", dice Leonid, un ciudadano ucraniano.

En los accesos a la Plaza de la Independencia en Kiev (capital), hay altares de adoquines con flores y velas para los muertos de febrero. El nombre de la calle que lleva a la plaza cambiará su nombre a calle de los héroes del centenar celestial.

Ucrania elige un nuevo Gobierno para volver a andar, con muchos frentes abiertos en los que la pobreza y la desigualdad parecen ser protagonistas. "Lo primero que tienen que hacer es crear más puestos de trabajo porque por lo que se luchaba era por un futuro mejor”, sostienen algunos ciudadanos.

Mientras que otros señalan que "las autoridades deben cambiar su rumbo y acabar con la corrupción. Poroshenko (uno de los candidatos) lleva a cabo una política que defienda al pueblo, que se mueva hacia el futuro y no vivir en el pasado".

Para otros no hay camino de vuelta a una crisis que ha terminado por fragmentar el país: "Nuestro país se encuentra en una situación en la que en las fronteras actuales ya no puede existir como un Estado soberano".

Por su parte, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) confía en que las elecciones se desarrollen con normalidad en gran parte del país. "Creemos que van a ser unas buenas elecciones, (…) que van a significar para Ucrania, que tiene que decidir qué hace con su futuro, un punto y aparte para abordar las reformas que tiene que abordar como país y para consolidarse en un proceso de paz y de diálogo".

Sin embargo, el canciller ruso, Serguei Lavrov, teme un posible fraude electoral. "Tenemos razones para creer que los resultados de las elecciones en Ucrania serán 'retocados' para encubrir hechos pocos agradables para los actuales gobernantes ucranianos y sus patrocinadores", dijo en el marco del Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

Este 25 de mayo los ucranianos elegirán su nuevo presidente, varios meses después de una crisis política que se ha cobrado la vida de cientos de personas y la destitución -por golpe de Estado- del presidente Víktor Yanukovich.

Entre los candidatos que figuran en las papeletas de las presidenciales destacan Piótr Poroshenko y Yulia Timoshenko, ambos integrantes de administraciones anteriores, así como Dmitri Yarosh, el líder de Sector Derecho y Oleg Tiagnibok, líder del partido nacionalista Svoboda (Libertad).

Entre las figuras que miran con ambición a la silla más importante del país también destacan Serguéi Tiguipko y Mijaíl Dobkin, pero su peso político no les permitirá cruzar la línea del 5 por ciento, casi con toda seguridad, según RT.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.