• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 24 mayo 2016

Según Temer la propuesta de limitar las inversiones del Estado es para "atacar" la inflación del pasado año. 

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, anunció este martes que buscará la aprobación de una enmienda constitucional para recortar la inversión pública, entre un conjunto de medidas destinadas a "recuperar" la economía del país con el "objetivo" de "atacar" la inflación. 

La aceptación del presidente interino cada día es menor porque a poco más de una semana de haber asumido su cargo se ha dedicado a impulsar políticas neoliberales que atentan contra los logros sociales de Lula y la presidenta Dilma Rousseff.

Informó que la votación de este martes en el Congreso sobre la meta fiscal del 2016 constituye la primera prueba al Gobierno interino de Brasil, que está "intentando equilibrar" las cuentas públicas.

El dato: La reducción de ministerios forma parte de la estrategia de Temer para supuestamente sacar a Brasil de la crisis. Al reducir de 31 a 21 los ministerios, Temer sacó de circulación a la cartera de Cultura, Desarrollo Social, Ciencia y Tecnología, Unión General de Contralor, Igualdad Racial y los Derechos Humanos e Instituto de las Mujeres. Ante las protestas populares echó atrás la medida del Ministerio de Cultura.

Temer, en una reunión con los líderes de los partidos en el Congreso, anunció seis medidas, algunas de las cuales exigen aprobación parlamentaria, destinadas esencialmente a "sanear las cuentas públicas y recuperar la confianza de los inversores".

Asimismo, negó que en el país se haya producido un golpe de Estado y afirmó que, si está en el poder, es "consecuencia de la Constitución".

"Quiero refutar a quienes todo el tiempo dicen que en Brasil hubo una ruptura constitucional, porque eso no es cierto, porque yo soy producto de la Constitución", declaró al iniciar una reunión con sus ministros y un nutrido grupo de parlamentarios.

El político, acusado de corrupción, recalcó que mantendrá los programas sociales emprendidos por la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, sin embargo, su proyecto de Gobierno orientado a la privatización contrasta con sus declaraciones.

>> Temer reconoce audio que promueve el impeachment en Brasil

En contexto

El pasado 12 de mayo Michel Temer asumió la presidencia interina de Brasil luego de que el Senado de ese país aprobara el proceso de juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff.

Instantáneamente, Temer prometió hacer cambios severos en la economía de la nación suramericana.

Recalcó que una de las principales medidas estarían encaminadas a "recuperar" la economía de Brasil a través de la potenciación del sector privado.

>> Los siete primeros días del Gobierno interino de Michel Temer

"El Gobierno no puede sobrellevar todas las demandas de un pueblo, se necesita la inversión privada y eso es lo que yo haré", aseguró.

Teniendo en cuenta que los proyectos sociales, que benefician a millones de brasileños, le dieron un gran impulso y popularidad a Rousseff, Temer aseguró que mantendrá estos paquetes, sin embargo, hasta ahora su proyecto de Gobierno ha estado abiertamente orientado a la privatización.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.