• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Steve Bannon fue designado jefe principal de estrategia de la Casa Blanca.

Steve Bannon fue designado jefe principal de estrategia de la Casa Blanca. | Foto: CBS News

Publicado 17 noviembre 2016

“Tenemos a este tipo que básicamente está creando los aspectos ideológicos del camino que estamos tomando” expresó David Duke, antiguo mago imperial del Ku Klux Klan.

“A la larga, una ideología es el aspecto más importante de cualquier gobierno”. Esta aprobación de Duke se dirigía, nada más y nada menos, que al recién designado estratega principal y consejero superior del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, Stephen Bannon. En efecto, el lugar reservado contiguo a la Oficina Oval de la Casa Blanca para dicho personaje prosélito ha sido sumamente enaltecido por el KKK.

Con una variada lista de ofensas hacia casi cada individuo que no entre en el rango de personas heterosexuales, blancos o cristianos, la designación de un bastión para la derecha alternativa solidifica el compromiso de Trump para afianzar profundamente la intolerancia en su gobierno.

Bannon, quien ha supervisado el crecimiento de la cadena de noticias Breibart, el tercer medio de comunicación conservador más grande de Estados Unidos, lo ha denominado él mismo como “la plataforma para la derecha alternativa”.

Como "mandamás" del sitio web que publica titulares como Anticonceptivos vuelven a las mujeres locas y poco atractivas, Los derechos de los homosexuales nos han hecho más idiotas, es momento de devolverlos al closet e Izarla alto y con orgullo: la bandera confederada proclama una gloriosa herencia, no podemos esperar algo bueno con los ideales del nuevo gobierno.

Sin embargo, este ideólogo de la extrema derecha es desconcertante: un antiguo banquero formado en Harvard, ex banquero de Goldman Sachs, invirtió varios millones en la serie de TV “Seinfeld”, se ha autoproclamado leninista, a la vez que opina que el progresismo es simplemente una filosofía del victimismo. “Son entre víctimas de raza, víctimas por preferencia sexual o víctimas del género. Todo se trata sobre victimizarse, y Estados Unidos es el gran opresor, en lugar del gran liberador” manifestó.

“El señor Trump habló de drenar los pantanos, pero en su lugar él ha escogido a un estratega quien ha creado una ‘fosa séptica para la supremacía blanca’ en palabras de uno de sus antiguos socios en Breibart” objetó el presidente del Centro legal para la pobreza sureña (SPLC para sus siglas en inglés), Richard Cohen. De hecho, Cohen hacía referencia a Ben Shapiro, un comentarista conservador altamente conocido, quien trabajó con Bannon en Breibart, y quién también hizo una publicación en el Daily Wire, refiriéndose a este como “un personaje vengativo y desagradable”.

Al expresar su preocupación por la excesiva cantidad de jefes ejecutivos de procedencia asiática en Silicon Valley; por su alabanza hacia el nacionalista hindú, el primer ministro de la India Narendra Modi; por su apoyo a los movimientos en pro a los matrimonios tradicionales y en contra del aborto; la designación de Bannon ciertamente tiene a muchos realmente irritados.

Sin embargo, dentro de una nación racialmente polarizada, otros están celebrando.

Miembros de la “Comunidad Nacionalista Blanca” del sitio web Stormfront, celebraron que Bannon “tendrá la atención de Trump más que nadie” y añadieron “no hay nada que esos sucios judíos puedan hacer para sacarlo”. En efecto, Bannon ha fomentado el apoyo a los antisemitas, al compartir los mismos puntos de vista. Su exesposa, quien según la policía, ha reportado haber sido físicamente abusada por él, lo acusó también de antisemitismo durante los trámites de divorcio, ya que este se negaba a mandar a sus hijas a un colegio de prestigio en Los Ángeles puesto que este recibía a muchos judíos.

“No se debe atenuar el hecho de que un nacionalista blanco ha sido nombrado estratega jefe para el gabinete de Trump” exclamó la líder de la minoría en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Cory Booker añadió que “colocar a Steve Bannon en una de las posiciones más altas de la Casa Blanca es alojar a un hombre radical y con ideologías peligrosas a pocos pasos de la Oficina Oval”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.