• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Roof le perdonaría la vida a una persona en el ataque para que contara el suceso. “He venido aquí a matar negros”, gritó.

Roof le perdonaría la vida a una persona en el ataque para que contara el suceso. “He venido aquí a matar negros”, gritó. | Foto: EFE

Publicado 19 junio 2015

Las autoridades en Carolina del Sur juzgarán este viernes a Roof por su presunta responsabilidad en la mayor matanza racista en (EE.UU) desde 1921.

El sospechoso de la matanza en una iglesia en Charleston, Dylann Roof, será acusado de 10 cargos por los cuales podría ser condenado a pena de muerte. Entre las acusaciones contra el joven de 21 años figuran nueve por homicidio y una por posesión de armas.

EL DATO
En Estados Unidos hay entre 290 y 310 millones de armas de fuego, lo que equivale aproximadamente a una por habitante.

Las autoridades en Carolina del Sur juzgarán este viernes a Roof, luego de ser detenido en Shelby, Carolina del Norte, por su presunta responsabilidad en la mayor matanza racista en Estados Unidos (EE.UU) desde 1921.

Lea también: Obama reconoce odio entre razas en Estados Unidos

En una audiencia realizada esta tarde el joven no compareció en persona, sino que hizo a través de una vídeoconferencia desde una sala en la prisión donde permanece detenido.

La gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, manifestó que preferiría que Roof enfrentara cargos estatales, no federales. De acuerdo a la legislación de Carolina del Sur estos cargos presentados en contra del joven llevan a pena de muerte.

Vea nuestra galería: El ataque racista que dejó nueve muertos en una iglesia de Carolina del Sur

Mientras tanto, en Charleston los miembros de la Iglesia Metodista Episcopal Africana Emanuel, donde murieron nueve personas tras el tiroteo, se han reunido para rendir tributo a las víctimas y ofrecer una misa en la que pidieron por el cese de la violencia y discriminación racial.

Según la policía del condado de Berkele, Rroof ingresó a la iglesia metodista Madre Emanuel, permaneció durante una hora en el recinto y procedió a disparar contra los asistentes. El presidente de la oficina de Charleston de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP), afirmó que el joven le perdonaría la vida a una persona para que contara el suceso. “He venido aquí a matar negros”, gritó.

Lea también: Autor de ataque en Carolina del Sur apoya supremacía racial

Habitantes de Charleston aseguran que no se trata nada más que un acto de odio, sino de terrorismo. Igualmente, pidieron averiguar que hay detrás de estos asesinatos sin sentido que ocurren en EE.UU.

EL DATO
No se registraba un ataque de estas característica desde marzo de 1921, cuando 300 negros fueron asesinados en la ciudad de Tulsa, en Oklahoma.

El periodista y corresponsal de teleSUR en Washington, Jorge Gestoso informó que Dylann Roof  participó un día antes de ejecutar los asesinatos en una sesión para leer la Biblia en una iglesia de Charleston, lugar en el que más tarde accionaría su revólver calibre 45 contra nueve personas de raza negra. 

Gestoso citó algunas frases de Roof en el que se refirió a las personas con asecendencia africana que “violan a nuestras mujeres, se van a quedar con el país, tengo que hacer lo que tengo que hacer, voy a matar negros”.

Destacó el hecho de cómo se le vende un arma a alguien que presenta “problemas mentales y antecedentes penales”.

EN CONTEXTO

Este miércoles un tiroteo registrado en una iglesia en la ciudad de Charleston, estado de Carolina del Sur (sureste de Estados Unidos, EE.UU.), dejó nueve personas fallecidas.

El autor del crimen se llama Dylann Storm Roof, tiene 21 años de edad y fue detenido horas después en Carolina del Norte. Medios locales destacan que Roof fue arrestado al menos dos veces este año por las autoridades estatales, una de ellas en marzo en el condado de Lexington por un cargo de posesión de drogas.

El presidente Barack Obama, reconoció este jueves la existencia de odio entre razas en esa nación y admitió que las comunidades afrodescendientes "han tenido que enfrentar otros hechos como estos", y que el odio entre razas amenaza “la democracia estadounidense”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.