• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El otro candidato, Hamdeen Sabahi, cuenta con el 18 por ciento de electores indecisos para ganar la presidencia de Egipto. (Foto: Archivo)

    El otro candidato, Hamdeen Sabahi, cuenta con el 18 por ciento de electores indecisos para ganar la presidencia de Egipto. (Foto: Archivo)

Publicado 4 mayo 2014

Una encuesta, realizada por la empresa Baseera, reveló que si las elecciones presidenciales egipcias se efectuaran este domingo, el exministro de Defensa, Abdel Fattah Al Sisi, arrollaría a su único contrincante, Hamdeen Sabahi, por más del 70 por ciento de los votos.

Exactamente el 72 por ciento de los encuestados aseguró que votará por el militar retirado, líder del derrocamiento en julio pasado del presidente Mohamed Mursi, un miembro de la Hermandad Musulmana (HM).

Por otra parte, el 85 por ciento de los consultados aseguró que tiene intensiones de asistencia a las urnas en los comicios programados para el 26 y 27 de mayo próximo. Mientras que el 25 por ciento señaló que se abstendrá de participar y el 18, se declaró indeciso, lo que le da cierta esperanza a Sabahi, quien no podrá contar con los votos de la HM, que anunciaron su abstención en estos comicios.

Aunque de manera oficial la campaña electoral egipcia comenzó este sábado, desde hace semanas ambos aspirantes de manera discreta comenzaron labores proselitistas, cada uno ajustado a sus respectivas personalidades.

Al Sisi ha mantenido un perfil bajo, con mínimas apariciones públicas y apenas una entrevista a la prensa en la cual delineó su plataforma: reanimación de la economía y fortalecimiento de la seguridad ciudadana. La tranquilidad social es prioritaria por una ola de atentados bomba y ataques contra instalaciones y oficiales del Ejército y la Policía, que estremece a este país tras el derrocamiento de Mursi.

Sabahi, un político izquierdista seguidor de las ideas del extinto presidente Gamal Abdel Nasser, también concentra sus postulados en la economía, pero afirma que trabajará por eliminar la polarización política.

La víspera, Sabahi anunció que anulará una recién promulgada ley de manifestaciones y acabará con lo que calificó de "políticas mubarakistas" en alusión a la mano dura del actual Gobierno con los movimientos que obligaron a renunciar al expresidente y ahora encarcelado Hosni Mubarak.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.