• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los niveles de contaminación este domingo en China estaba bastante elevado, a pesar de ello se celebró el maratón internacional de Pekín. (Foto: EFE)

Los niveles de contaminación este domingo en China estaba bastante elevado, a pesar de ello se celebró el maratón internacional de Pekín. (Foto: EFE) | Foto: EFE

Publicado 19 octubre 2014

Decenas de miles participaron este domingo en el Maratón Internacional de Pekín, de unos 42 kilómetros, con el smog como protagonista. La capital china estaba cubierta de un contaminante velo blanco.

Más de 25 mil corredores que participaron en el maratón de Pekín que se realizó este domingo en la capital china, tuvieron que respirar un aire sofocante, que forzó a muchos a usar máscaras anticontaminación, debido a las tasas de polución, 15 veces más altas a los niveles recomendados.

Pese a estar bajo alerta casi naranja por la contaminación (un nivel inferior a la roja, la máxima), los corredores se apertrecharon con mascarillas de todo tipo, desde las clásicas quirúrgicas hasta potentes máscaras antigás que, por otro lado, dificultaban un poco el ritmo de la carrera.

Por su parte, los organizadores rechazaron aplazar la prueba explicando que habían contratado personal sanitario adicional ya que la ciudad estaba cubierta por un espeso velo blanco.

Para facilitar la carrera, la organización dispuso cerca de 140 mil esponjas en ciertos puntos de descanso a lo largo del trayecto de 42 kilómetros, de modo que los participantes pudieran "limpiar su piel de la exposición al aire", publicó el diario Beijing News.

Las partículas de polución PM2,5, que pueden llegar hasta los pulmones, estaban en niveles superiores a 400 microgramos por metro cúbico (m3) en algunos barrios de Pekín, cuando el nivel máximo diario recomendado por la Organización Mundial de la Salud es de 25 por m3.

Uno de los corredores, Chas Pope, un británico de 39 años, declaró que "cuando vi el estado de mi máscara al cabo de 10 kilómetros, me dije 'esto es demasiado. (...) Era del todo ridículo, se supone que se corre para estar sano".

La carrera la ganó el etíope Girmay Birhanu Gebru en poco más de dos horas y 10 minutos. Su compatriota Fatuma Sado Dergo fue la más rápida de entre las mujeres, con un tiempo ligeramente superior a las dos horas y media.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.