• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los atentados fueron imputados al autodenominado Estado Islámico.

Los atentados fueron imputados al autodenominado Estado Islámico. | Foto: Ria Novosti

Publicado 14 septiembre 2015

Las muertes se registraron tras la explosión de dos coches bombas. Entre los fallecidos se encuentran milicianos de las fuerzas de seguridad kurdosirias "asayish".

La explosión de dos coches bomba causó la muerte de al menos unas 30 personas y ha dejado heridas a otras 45, según informaciones preliminares. Los atentados se registraron en el centro de la ciudad de Al-Hasakah, noroeste de Siria.

Por su parte, la Agencia de Noticas Árabe-Siria (SANA) informó que los bombardeos dejaron 17 muertos y 70 heridos.

El suceso ha sido imputado a los terroristas del auto denominado Estado Islámico, quienes accionaron uno de los vehículos en un puesto de seguridad de las fuerzas de seguridad kurdosirias "asayish", donde causaron la muerte a 10 de ellos según la agencia rusa Ria Novosti. EFE, por su parte, señala la cifra de seis milicianos.

Lea aquí→ Unicef: 2 millones de niños sin clases por conflicto en Siria 

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó que el doble atentado se produjo cerca de la estación de tren próxima a la sede de las Fuerzas de Defensa Nacional.

"La primera explosión se produjo en la zona Haschman la entrada noreste de Al-Hasakah, donde hay control de la milicia kurda de YPG, allí murieron 10. La segunda explosión ocurrió en el centro, exactamente media hora después, donde estalló el tanque con 5 toneladas de explosivos (sobre 50 kilogramos de TNT), y mató al menos 20 personas y dejó a decenas de heridos, " reseñó la agencia Ria Novosti.

Lea también→ Sirios regresan a sus hogares al sur de Damasco

Contexto
El 19 de agosto, unos 11 civiles y miembros de las "asayish" fueron asesinados y otros 29 resultaron heridos por el estallido de un vehículo cargado con explosivos en la población de Qamishli, ubicada en la provincia de Al Hasaka.
Los combatientes kurdosirios se enfrentan al EI en el norte de Siria para defender las zonas donde vive la minoría kurda del país y han recuperado terreno en los últimos meses.
La guerra en Siria iniciada a mediados de marzo de 2011, ha causado más de 220 mil muertes, cerca de cuatro millones de refugiados y más de siete millones de desplazados internos, según la ONU.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.