• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, presentó el miércoles un plan económico para el país que está siendo rechazado por los trabajadores. (Foto: Archivo)

    El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, presentó el miércoles un plan económico para el país que está siendo rechazado por los trabajadores. (Foto: Archivo)

Publicado 14 marzo 2014

Cientos de trabajadores italianos se manifestaron este viernes contra el nuevo plan económico que presentó el miércoles el primer ministro de Italia, Matteo Renzi, tras cumplir dos semanas de haber llegado al poder, y que a juicio de los descontentos busca reducir el gasto público.

Los manifestantes liderados por la Unión Sindical de Base se movilizaron desde el Ministerio de la Administración Pública hasta las puertas del Parlamento donse opusieron a la revisión de gastos o “spending review” que según afirmaron, pone en riesgo los servicios públicos.

Tanto funcionarios como trabajadores de las diferentes administraciones, alertaron que el recorte de los servicios públicos acabará convirtiéndose en la supresión de los mismos, y, consecuentemente, en la eliminación de derechos.

De igual forma comentaron que a partir de ahora, todo lo que no tenga relevancia electoral será introducido por Renzi en futuras medidas que esconderán las verdaderas intenciones de quien deberá rendir cuentas al dictado de la troika, conformada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión Europea (CE), y el Banco Central Europeo (BCE).

El miércoles el Ejecutivo aprobó en el marco del nuevo plan económico unos 10 mil millones de euros (13 mil 900 millones de dólares) en rebajas tributarias para trabajadores de ingreso bajo y medio, además de una reducción al impuesto empresarial, a partir del 1 de mayo. Además sostuvo que las rebajas serían financiadas con una mezcla de recortes al gasto y una mayor libertad de endeudamiento.

“El financiamiento está completamente programado”, dijo tras recalcar que con esto no se superará el límite al déficit presupuestario del 3 por ciento impuesto por la Unión Europea.

Italia está teniendo dificultades para salir de su peor recesión tras la II Guerra Mundial, y el primer ministro ha dejado claro que la creación de empleo y el crecimiento, más que la austeridad, serán los objetivos de su gobierno. Eso sí, dijo que los detalles de los recortes fiscales se presentarán en abril en el documento anual con las previsiones gubernamentales.

Este mes, la Comisión Europea puso a Italia en su lista de vigilancia, junto a Eslovenia y Croacia, debido a su baja productividad y alta deuda pública. De hecho el jueves la Comisión Europea saludó las reformas de Renzi, pero recordó que debe respetar las normas bajo el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.