• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El siguiente encuentro de países petroleros sobre volúmenes de extracción de crudo se celebrará en Rusia en junio.

El siguiente encuentro de países petroleros sobre volúmenes de extracción de crudo se celebrará en Rusia en junio. | Foto: @SRodrigoteleSUR

Publicado 17 abril 2016



La reunión entre los países miembros de la OPEP y no OPEP concluyó sin un acuerdo concreto con miras a la reunión del próximo junio.

Las naciones asistentes a la cumbre de países petroleros pertenecientes a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y no OPEP, no lograron alcanzar el consenso necesario para congelar la producción de petróleo y estabilizar los precios del crudo en el mercado mundial. 

El ministro de Energía de Catar, Mohamend Saleh al Sada, anunció en su cuenta de Twitter que la cumbre petrolera finalizó sin que los participantes llegaran a un acuerdo, "La conclusión de la reunión es que todos necesitamos tiempo para hacer más consultas hasta la reunión de la OPEP en junio", señaló.

A la cita de este 17 de abril en Doha, Catar, asistieron Angola, Argelia, Azerbaiyán, Colombia, Ecuador, Indonesia, Irak, Kazajstán, Kuwait, México, Nigeria, Omán, Emiratos Árabes Unidos, Rusia, Arabia Saudita, Qatar y Venezuela.

El corresponsal de teleSUR informó los resultados de la cumbre:

Se esperaba que las decisiones tomadas en este encuentro tuvieran un gran impacto internacional, y en especial en la cotización de los hidrocarburos, debido a que ellos representan el 50 por ciento de la demanda mundial.

El pasado 16 de febrero, el ministro de Petróleo y Minería de Venezuela, Eulogio Del Pino, y sus homólogos de Arabia Saudita, Alí Al Naimi; Qatar Mohammed Bin Saleh Al Sada; y Rusia, Alexander Novak, acordaran congelar la producción de crudo en enero de 2016 por un lapso de cuatro meses.

>>Cumbre en Doha perderá sentido si no se congela producción. 

El acuerdo entre Venezuela, Arabia Saudita, Qatar y Rusia constituyó el primer paso para alcanzar un precio estable que garantizara el desarrollo de los proyectos que se requieren para satisfacer la demanda energética mundial.

Estas cuatro naciones, que pertenecen a la OPEP (menos Rusia), cuentan con el 70 por ciento de las reservas petroleras del planeta, por lo tanto tienen un rol fundamental para asegurar el suministro.

Actualmente, los países que participaron en la cumbre bombean 47 millones de barriles diarios, es decir, más del 50 por ciento  deI consumo mundial. Sin embargo, el precio del crudo ha sufrido caída desde el año pasado y no supera los 33 dólares.

>>Cumbre petrolera en Doha

El pasado 01 de abril el ministro venezolano de Petróleo y Minería, Eulogio del Pino, explicó que el objetivo del encuentro era desarrollar los acuerdos establecidos el pasado 15 de febrero en la capital de Catar entre los cuatro países pro

la nación árabe, Rusia, Arabia Saudita y Venezuela para congelar la producción de petróleo de cara a elevar los precios del crudo en el mundo. 

En su informe de este viernes, el Ministerio de Petróleo de Venezuela apuntó que los precios se recuperaron esta semana "en medio de las expectativas en torno a la reunión de Doha y los pronósticos de una menor producción de crudo en Estados Unidos".

Así, la cesta de 13 crudos de la OPEP subió cuatro dólares respecto a la semana anterior y se promedió en 37,83 dólares por barril, que se estima tiene unos 159 litros de crudo. En Nueva York, rl West Texas Intermediate (WTI), crudo marcador estadounidense, reportó ganancias similares y alcanzó los 41,10 dólares. En Londres, el Brent, por su parte, el referente europeo, llegó a 43,50 dólares.

Pese a esto, este mismo viernes las cotizaciones del barril empezaron a caer, una muestra de lo que generó las expectativas contradictorias de la reunión en Doha. Así, mientras el WTI bajó a 40,50 dólares; el Brent, lo hizo a 43,40 dólares. 

El portal RT informó la inauguración de la cumbre, se pospuso varias horas a causa de una nueva sugerencia de Arabia Saudita, que pocas horas antes del inicio del evento insistió en la presencia de todos los países de la OPEP, lo que sin duda alguna complicaría las negociaciones. 

Ayer, 16 de abril, Riad insistía en excluir a Irán de las negociaciones por la negativa de Teherán a congelar su producción de petróleo.   

Mientras tanto, Irán, libre ya de sanciones occidentales, busca recuperar su nivel de producción petrolera, de manera que no se plantea congelar la extracción de crudo. 

El príncipe saudita Mohamed bin Salman señaló en una entrevista con Bloomberg que su país estaría de acuerdo en congelar la producción si los principales productores de crudo, incluido Irán, hacen los mismo. "Si los grandes productores no congelan la producción, nosotros tampoco lo haremos. Si no congelamos la oferta, venderemos siempre que tengamos la oportunidad", advirtió. 

El ministro de Energía ruso, Alexánder Nóvak, por ahora se mostró muy discreto en las estimaciones sobre un posible acuerdo entre la OPEP y los países no integrantes del grupo, mientras que los representantes de la delegación ecuatoriana creían, al contrario, que el acuerdo era muy probable.  

El siguiente encuentro de países petroleros sobre volúmenes de extracción de crudo se celebrará en Rusia en junio.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.