• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Familiares de los privados de libertad han protagonizado manifestaciones populares para exigir al Gobierno mayores garantías. (Foto: Archivo).

    Familiares de los privados de libertad han protagonizado manifestaciones populares para exigir al Gobierno mayores garantías. (Foto: Archivo).

Publicado 6 mayo 2014

Las conversaciones iniciadas este martes entre el Gobierno de Chile y los familiares de los presos comuneros mapuches recluidos en la cárcel de Angol (sur), finalizaron sin ningún tipo de acuerdo.

Tras un mes de huelga de hambre, los privados de libertad fallaron en su intento de obtener algún beneficio por parte de la justicia chilena.

“No llegamos a ninguna solución, el Gobierno sigue haciéndose el desentendido y no quiere solucionar esta huelga de hambre”, aseguró el portavoz de los huelguistas, Freddy Marileo.

Entre tanto, el ministro de Justicia de Chile, José Antonio Gómez dijo que una de las peticiones de los privados de libertad, es ser trasladados hasta centros de reclusión que no cumplen con las condiciones necesarias de seguridad.

En ese sentido, dijo que la obligación del Gobierno es garantizar la seguridad de todos los chilenos así se encuentren dentro de un cárcel. “El Ministro tiene que cumplir la Ley y la reglamentación prevista en las normas del Estado”.

Añadió que “hemos manifestado el propósito de trasladar a los internos a un Centro de Educación y Trabajo en la región de la Araucanía para hacer un trabajo de reinserción, rehabilitación e integración, respetando también de sus condiciones de pueblo mapuche”, afirmó Gómez.

Calificó fuera de lugar que los ciudadanos identificados como Cristian Levinao, Luis Marileo y Leonardo Quijón insistan en poner presión al Gobierno para obtener un beneficio sabiendo que son acusados por robo y homicidio.

Aseguró que los familiares que llegaron a negociar una salida al conflicto no cedieron en nada e insistieron en que se aceptaran sus exigencias y no las que manda la Ley.

“Espero que dejen la huelga de hambre porque finalmente eso les afecta su integridad física y eso no genera el efecto que esperan”, dijo el ministro Gómez.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.