• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Senadores creen que preguntarle al pueblo si quiere elecciones adelantadas sería una excelente salida democrática para solucionar la crisis política que vive Brasil.

Senadores creen que preguntarle al pueblo si quiere elecciones adelantadas sería una excelente salida democrática para solucionar la crisis política que vive Brasil. | Foto: Reuters

Publicado 18 agosto 2016

Representantes de la Cámara Alta brasileña se sumaron a la propuesta de consultarle al pueblo si quiere adelantar las elecciones presidenciales.

Varios senadores brasileños se han sumado a la propuesta efectuada el martes por la mandataria constitucional Dilma Rousseff de realizar un plebiscito para consultar a la población sobre la realización de nuevas elecciones presidenciales en el país.

>> Rousseff propone elecciones anticipadas por la democracia

El senador João Capiberibe, del Partido Socialista Brasileño, destacó que la propuesta del plebiscito ganó una adhesión importante entre los diputados de izquierda; al tiempo que expresó que su deseo de que el presidente interino Michel Temer siga el ejemplo de Rousseff de respetar los derechos sociales.

 

"No podemos imaginar que la salida de esa situación se llame Michel Temer", señaló Grazziotin

>> La denuncia ante la CIDH por los derechos violados de Dilma

La senadora Vanesa Grazziotin, del Partido Comunista de Brasil, subrayó que la consulta popular sería una solución democrática ideal para resolver el impasse político por el que transita Brasil actualmente: "Pues si vivimos una crisis, lo que es un hecho, no podemos imaginar que la salida de esa situación se llame Michel Temer; por el contrario, la permanencia de un presidente interino en el poder solo agravará la realidad política e institucional", advirtió.

Respecto al impeachment, Capiberibe lo calificó como una "cortina de humo" para evitar una nueva elección presidencial, que esta vez tendrá solo 81 votantes y dos candidatos: Rousseff y Temer. "En mi opinión, también representa el fracaso de la representación política en el Congreso Nacional, que no sabe cómo superar la actual crisis", añadió.

>> Juicio final contra Dilma Rousseff comenzará el 25 de agosto

EL DATO:  El rechazo al presidente interino de Brasil creció nueve puntos porcentuales desde febrero hasta a la fecha, según la primera encuesta realizada por el Instituto Ipsos publicada el pasado mes de julio. De este modo la desaprobación al mandato de Temer pasó de 61 a 70 por ciento en solo cinco meses.

 >> Trabajadores brasileños respaldan propuesta de plebiscito

En contexto
Michel Temer es acusado de golpista y de entablar un “Gobierno ilégitimo”, tras una gran conspiración que concluyó con la aprobación de un proceso judicial que apartó a la mandataria constitucional Dilma Rousseff de sus funciones el pasado 12 de mayo.
Desde que Temer asumió la jefatura de Estado su mandato ha estado marcado por políticas de privatizaciones y recortes, algo que aumenta el descontento popular.
Si Rousseff es considerada culpable, ella será destituida e inhabilitada por ocho años. Y el gobierno conservador de Temer se mantendrá en el poder hasta fines de 2018. Si Rousseff es declarada inocente ella podrá retomar sus funciones.
El pasado miércoles 9 de agosto el Senado aceptó la acusación sobre irregularidades fiscales en el presupuesto 2015. Mientras defensores y detractores del impeachment se enfrentaban, en al menos 16 ciudades se realizaban manifestaciones en reclamo a la salida de Temer.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.