• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La activista latina y presidenta del Consejo Nacional de La Raza, Janet Murguía, calificó a Obama como el "Deportador en Jefe"; debido a durante su gestión se han sacado más de dos millones de personas del país, según cifras de la organización (Foto: EFE)

    La activista latina y presidenta del Consejo Nacional de La Raza, Janet Murguía, calificó a Obama como el "Deportador en Jefe"; debido a durante su gestión se han sacado más de dos millones de personas del país, según cifras de la organización (Foto: EFE)

Publicado 5 marzo 2014

El senador demócrata, Robert Menéndez, solicitó el martes al presidente de EE.UU., Barack Obama, detener el proceso de deportaciones de inmigrantes ilegales familiares de residentes o ciudadanos en ese país, mientras la Cámara baja del Congreso envía la reforma migratoria para su discusión.

“Mientras seguimos esperando a que la Cámara de Representantes se despierte y pase la reforma migratoria, insto al Presidente a tomar medidas hoy para detener deportaciones innecesarias que están separando a nuestras familias y comunidades” expresó el funcionario.

Ménendez estuvo presente durante un acto de la organización social hispana denominada “La Raza”, para reafirmar su postura sobre este tema; de vital importancia para las comunidades indocumentadas que viven y laboran en Estados Unidos. “El sistema de deportaciones actual es una barbaridad y una tragedia” señaló Menéndez, quien es presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

A su vez, el senador solicitó a Obama “la concesión de discreción fiscal y un alto a las deportaciones de personas que son familiares de ciudadanos americanos, residentes y jóvenes indocumentados”. De esta forma se pide la priorización en el traslado de criminales solicitados en otros países

De acuerdo con cifras de activistas sociales se han deportado más de dos millones de personas durante la gestión de Obama en la Casa Blanca. “El sistema de deportaciones actual es una barbaridad y una tragedia” señaló Menéndez; ciudadano norteamericano de origen cubano.

Por su parte, la presidenta del Consejo Nacional de La Raza, Janet Murguía, calificó a Obama como “Deportador en Jefe”; además de criticar el accionar el Congreso respecto a la propuesta de ley. “Estamos en desacuerdo, respetuosamente, con el presidente en que no está en su mano poner fin a las deportaciones innecesarias” sentenció la activista.

La propuesta de reforma inmigratoria se encuentra en manos de la Cámara Baja del Congreso; de donde debe salir para ser discutida en plenaria; dominada por el partido republicano, tolda política que considera la legalización de inmigrantes en el país equivale a una amnistía para quienes ingresaron a ese país de forma ilícita.

De acuerdo con cifras oficiales, un total de once millones de inmigrantes ilegales circulan por Estados Unidos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.