• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Menéndez se pronunció en el pleno del Senado estadounidense (Foto:larepublica.es)

    Menéndez se pronunció en el pleno del Senado estadounidense (Foto:larepublica.es)

Publicado 21 mayo 2014

El senador demócrata Bob Menéndez, denunció este miércoles el bloqueo a la reforma migratoria en la Cámara de Representantes que dominan los republicanos y advirtió del riesgo político-electoral de esa actitud, que podría obligar al presidente, Barack Obama, a actuar mediante decreto.

"Hay una ventana de oportunidad limitada, hasta finales de julio", alertó Menéndez en una alocución desde el pleno del Senado, donde volvió a defender las ventajas económicas y sociales de una reforma que se ha resistido desde hace décadas.

Menéndez se expresó exactamente al cumplirse un año desde que el Comité Judicial de la cámara alta estadounidense aprobara una propuesta de reforma migratoria bipartidista, la S.744. Con ello, se logró romper el primer obstáculo para la iniciativa -elaborada por cuatro senadores demócratas, entre ellos el propio Menéndez, y cuatro republicanos- que acabó logrando una histórica aprobación en el pleno del Senado un mes más tarde.

El Senador estadounidense advirtió que ante una eventual continuidad del impedimento de aprobación por parte de los republicanos, Obama podría actuar por decreto para solucionar al menos parte del problema.

"Si los republicanos no actúan, obligarán al presidente a hacer uso de sus poderes ejecutivos en materia de aplicación de la ley y de alivio de las deportaciones", sostuvo.

El pasado 29 de abril, el presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, John Boehner, desmintió que quiera someter a voto la reforma migratoria demandada por indocumentados y aclaró que las informaciones que refieren la intención de los republicanos de discutir la reforma son especulaciones. Insistió en que no han planificado avanzar sobre el debate de las leyes de inmigración para aprobar la reforma.

El líder de la Cámara Baja culpó al presidente Barack Obama por el congelamiento de la medida que pudiera regularizar a millones de personas que viven de manera ilegal en Estados Unidos.

La propuesta migratoria, que incluye una vía a la ciudadanía para los más de 11 millones de indocumentados en el país, a cambio de un significativo endurecimiento de la seguridad fronteriza, "languidece", como dijo hoy Menéndez, en la Cámara de Representantes, donde la oposición republicana que tiene la mayoría ha impedido una y otra vez que se lleve a voto cualquier iniciativa al respecto.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.