Senado de EE.UU. aprueba construcción del oleoducto Keystone XL | Noticias | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 29 enero 2015

Con 63 votos republicanos a favor y 36 en contra la cámara alta reta a Obama y busca iniciar la obra gasífera de gran impacto ambiental.

El senado de Estados Unidos aprobó este jueves una ley bipartidista que avala la construcción del oleoducto Keystone XL, que el presidente Barack Obama había anunciado vetar. 

El voto de los republicanos amenaza de nuevo a Obama, quien en su último discurso de Estado de la Nación pidió a los senadores aprobar leyes “beneficiosas” como la reforma migratoria.

Si la construcción de oleoducto se lleva a cabo, la Casa Blanca vuelve a quedar sin decisión ante la cámara y pondría en riesgo el medio ambiente.

Este la primera vez que la cámara alta aprueba una legislación que autoriza el oleoducto, pese al rechazo de las organizaciones ambientalistas, indígenas y defensores de la Madre Tierra. 

Frente a la Casa Blanca, los activistas dijeron NO al proyecto Keystone XL,impulsado por la corporación Trans Canadá, para transportar petróleo hasta las refinarías en el golfo de México.

 El líder espiritual de la nación Lakota, envió un mensaje a Obama: “La tierra está enferma, tiene fiebre; rechace el proyecto keystone XL”.  

Sin embargo, el líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, espera que el presidente acceda a firmar la normativa “luego de una reflexión, porque el Departamento de Estado dijo podría crear hasta 42 mil empleos y tendría poco o ningún impacto sobre el medio ambiente".

El año pasado organismos ambientalistas presentaron informes sobre el efecto invernadero que el proyecto causaría de llevarse a cabo, con el apoyo de senadores. El Gobierno estableció un plazo para exponer el informe sobre tal efecto ambiental; el próximo lunes se cumple el plazo y los activistas esperan resultados optimistas. 

Los indígenas han manifestado al Gobierno su preocupación por el calentamiento global, que empeorará, si a la situación actual se suma el efecto que causaría el proyecto Keystone XL.

Ante el riesgo de la decisión que tomará el presidente, el activismo se ha declarado en estado de alerta permanente, para posibles movilizaciones.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.