• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Corbyn podrá presentarse para su reelección como líder del Partido Laborista sin la necesidad de que obtenga la aprobación de 50 parlamentarios.

Corbyn podrá presentarse para su reelección como líder del Partido Laborista sin la necesidad de que obtenga la aprobación de 50 parlamentarios. | Foto: BBC

Publicado 13 julio 2016

El liderazgo de Jeremy Corbyn en el Partido Laborista de Gran Bretaña siempre ha sido apoyado por la militancia del partido, pero rechazado por la directiva porque lo juzgan de muy izquierdista.

Un segundo candidato, el diputado Owen Smith, entró este miércoles en la disputa que existe en torno al liderazgo de Jeremy Corbyn al frente del Partido Laborista británico.

>> Theresa May asumirá el Gobierno del Reino Unido

"Me presentaré a estas elecciones", declaró el diputado, exministro de Trabajo y de Pensiones del gabinete de Corbyn, dos días después de que su colega Angela Eagle, responsable de asuntos económicos en el mismo gabinete y ministra en los gobiernos de Tony Blair y Gordon Brown, también presentara su candidatura.

"Al final estaré detrás del líder elegido, cualquiera que sea. Pero espero ser yo", agregó el diputado de la circunscripción de Pontypridd, oeste del Reino Unido.

>> ¿Cómo recordará Reino Unido la gestión de David Cameron?

El martes pasado Corbyn obtuvo una victoria crucial contra sus adversarios dentro y fuera de su organización política, porque el comité ejecutivo del partido decidió que podía ser candidato a su reelección sin necesidad de que este obtenga el apoyo de 50 parlamentarios, algo que quizás no hubiera conseguido.

Militantes del Partido Laborista británico apoyan a Corbyn pese a la postura de los directivos de dicha organización.

>> Reino Unido: Partido laborista dio moción de censura a su líder

En contexto
Corbyn fue elegido en septiembre pasado por los militantes del partido, tras la derrota de los laboristas en las últimas elecciones legislativas. Él nunca fue aceptado por los directivos del partido, en particular los diputados porque lo consideran demasiado izquierdista e incapaz de ganar las próximas elecciones.
El pasado 28 de junio, tras la renuncia del primer ministro conservador, David Cameron, por el referendo que se celebró sobre el Brexit; las presiones para lograr la renuncia del líder del opositor partido laborista se intensificaron. Ese mes dos tercios del gabinete presentaron su dimisión. Además, 172 diputados laboristas votaron en contra de su líder para que se le aplicara una moción de censura.
La medida fue impulsada por las críticas que recibió por parte de algunos que percibieron como “débil” su defensa de la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea durante la campaña del referendo. El líder de los laboristas  también fue acusado por sus compañeros de ser un candidato sin la fuerza necesaria para ocupar el cargo de primer ministro.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.