• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La medida se aplicó nuevamente debido a nuevos ataques y continuos disparos. (Foto: Archivo)

    La medida se aplicó nuevamente debido a nuevos ataques y continuos disparos. (Foto: Archivo)

Publicado 5 febrero 2014

Ante la prolongación de la violencia intercomunitaria en la República Centroafricana el Gobierno de transición anunció que se restablecerá este miércoles el toque de queda nuevamente en la capital.

Según un comunicado de la Secretaría de Seguridad, leído en la radio nacional, la medida se aplicará en Bangui (capital) desde las 20:00 hora local (19H00 GMT) hasta 05:00 (04H00 GMT) de la madrugada.

En diciembre de 2012, se estableció el primer toque de queda desde las 19:00 (18H00 GMT) hora local hasta las 05:00 (04H00 GMT) por el desconcierto y el temor generado a raíz de la toma de la ciudad de Sibut (a 160 kilómetros de la capital) por el grupo rebelde Séléka.

Desde esa fecha, sucesivas prohibiciones se emitieron a lo largo de 2013 de circular libremente por las calles capitalinas, generalmente en horas nocturnas.

Medios radiales reportaron que la medida se aplicó nuevamente por los asedios y asaltos a centros comerciales, principalmente de musulmanes, y los continuos disparos que se escuchan en la ciudad.

Fuentes confirmaron que 75 personas han fallecido desde la semana pasada hasta este martes por enfrentamientos entre cristianos y musulmanes en la población de Boda.

Círculos policiales, indicaron que en Boda, a unos 100 kilómetros al oeste de la capital, 30 casas fueron quemadas y la matanza inició cuando cristianos agredieron con armas de fuego y machetes a musulmanes tras el paso de fuerzas Séléka.

La República Centroafricana está sumida en el caos desde que en marzo una coalición rebelde de mayoría musulmana, los Seleka, derrocó al presidente François Bozizé. La violencia tomó un cariz confesional entre cristianos (80 por ciento de la población) y musulmanes, publicó AFP.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.