• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 16 septiembre 2015

En reiteradas ocasiones el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, ha llamado al diálogo a su par de Colombia para buscar soluciones a fenómenos como el paramilitarismo y el contrabando.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, reiteró este miércoles la disposición de reunirse con su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, para tratar la crisis que se ha generado entre ambos países tras el cierre de la frontera común.

"Reitero que estoy dispuesto a reunirme con el presidente Maduro para que encontremos soluciones concretas", expresó Santos, a quien su par venezolano ha llamado al diálogo en diversas ocasiones para buscar soluciones a los problemas de la zona limítrofe, donde Venezuela decretó un Estado de Excepción.

Claves: Estas son las zonas especiales activadas en frontera colombo-venezolana

Asimismo, el mandatario colombiano precisó que el encuentro que sostendrá con su par venezolano se llevará cabo en el marco de cuatro coordenadas estratégicas “firmeza, prudencia, diplomacia y diálogo". 

Durante el Acto Legislativo Especial para la Paz en Colombia, agregó que la reunión entre ambos no solo “será para tomarnos una foto, darnos la mano y que todo siga igual”. 

Aseveró que el problema del contrabando es “responsabilidad de los dos países” por lo que instó a Maduro a “tomar decisiones concretas” sobre el asunto.

Santos expresó su agradecimiento con Ecuador y Uruguay por su respaldo al diálogo entre Venezuela y Colombia, especialmente se refirió al presidente Rafael Correa, a quien instó a seguir su labor en pro de la normalización de las relaciones entre ambos países.

 

 

“No podemos improvisar en el camino de la paz"

Al mismo tiempo, Santos aseguró que en el camino al diálogo “no se puede improvisar” , por lo que precisó que su Gobierno ha tomado una serie de decisiones para progresar en el fin del conflicto armado que se vive desde hace 50 años en ese país. 

En ese sentido, indicó que a través de la Presidencia colombiana se están entregando una serie de facultades precisas, mediante la aprobación de decretos “con plazo de 90 días, con fuerza de ley para estabilización inmediata de territorios”, con el fin de acortar los tiempos en los acuerdos de paz.

Aseguró que éstos no servirán para “expedir normas constitucionales o leyes estatutarias u orgánicas”, aunque indicó que no “esperarán” por la firma del acuerdo final de las mesas de diálogo con los involucrados en el conflicto colombiano. 

Lea tambiénFARC-EP rechaza acciones unilaterales contra proceso de paz 

"Estamos tomando las decisiones necesarias para allanar el camino que nos conduzca a la paz en Colombia", añadió el dignatario colombiano.

La serie de reformas que planea el jefe de Estado colombiano contempla la creación de una Comisión Legislativa, integrada por miembros del Congreso de la República, y el otorgamiento de facultades al Presidente de la República para poder implementar los acuerdos. 

Afirmó que las decisiones que está tomando en torno a los acuerdos cuentan con el apoyo de todos menos del “Polo Democrático y el Centro Democrático”. 

 

 

En contexto

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) denunciaron el pasado 26 de agosto que el Gobierno colombiano estaba gestando un conjunto de leyes desde Bogotá, sin tomar en cuenta la posición del grupo insurgente en la agenda de diálogo. 
En esa oportunidad, la guerrilla hizo un llamado para que las medidas legislativas por parte del Gobierno central sean consensuadas con los protagonistas que buscan acabar con el conflicto bélico en Colombia.  

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.